Arranca la apasionante liga de robótica

Autor: La Cuarta

Este viernes debuta la temporada más potente y con más fechas de este certamen que ha ido agarrando fuerza entre los estudiantes. Las metas: democratizar la tecnología y aumentar la participación de mujeres en este mundo.


“Los niños de esta generación son nativos digitales, no hay nada que hacerle. Nacen con la robótica en sus vidas y para ellos es algo súper natural”. Así explica Paola Rocomora Silva, coordinadora de la Liga Nacional de Robótica, el crecimiento que ha tenido esta competencia en nuestro país.

Es que NeoEduca prepara ya una nueva versión del torneo abierto, que busca a los mejores cerebros tecnológicos de los colegios nacionales, y que por primera vez en su historia tendrá tantas fechas: 11, cuatro más que en su edición 2018.

Los organizadores ya tienen todo en regla para mañana, cuando se dispute la primera jornada de esta temporada, desde las 10 horas en KidZania. “Estamos contentos con lo que ofreceremos este año: más fechas, más participantes… es motivante para todos”, reconoció Rocomora, también docente de la Universidad de Chile.

De norte a sur

“Lo que más buscamos destacar nosotros es que con esta Liga de Robótica se logra democratizar la tecnología, y no es algo que digamos como discurso, sino que se demuestra con hechos y números”, comenta la organizadora del certamen, quien se apoya en interesantes estadísticas que han recogido.

Entre ellas, por ejemplo, la que evidencia que la mayoría de los establecimientos que se miden en la Liga de Robótica son municipalizados, y de hecho son los que mejores resultados obtienen fecha a fecha.

“Para los colegios municipales es una instancia que aprovechan, y lo mejor es que cuentan con el apoyo de sus establecimientos, que hacen un esfuerzo para trasladarse y participar en varias fechas, ya que estas se realizan en diferentes regiones de Chile”, explica Paola.

Como ejemplo, los campeones del 2018 son muchachos de básica de un colegio municipal, el segundo lugar se lo llevó un establecimiento municipal de Vitacura y el tercero recayó en otro colegio de las mismas condiciones, pero de Olmué.

“Aquí, de centralización, nada. La región con mayor número histórico de equipos participantes es la de Valparaíso, con un 38%, después viene la Metropolitana (24%) y atrás las del Biobío y Coquimbo (12% ambas). Eso demuestra que el objetivo de democratizar se está logrando”, dice Rocomora.

Efervescencia

Aunque se crea que es una competición de concentración y seriedad, lo cierto es que el ambiente en cada fecha del campeonato es como estar en una cancha de fútbol.

“Los equipos participantes llegan con sus barras, con compañeros de colegios, familiares… se arma una verdadera fiesta”, explica la coordinadora de la Liga de Robótica.

Esta presión, muchas veces, les juega en contra a algunos. “Pasa mucho que algunos robots no funcionan justo cuando a los equipos les toca pasar. Algunos se frustran, pero ahí es fundamental la resiliencia, que es algo que logran aprender en estas competencias. Siempre las jornadas son dobles, entonces los que no pudieron levantar sus robots en la mañana, en la tarde tienen esa opción de superarse”, admite Rocomora.

Según Paola, “lo interesante es que todo depende y recae en los niños, ya que se prohibe que los adultos estén con ellos manipulando los robots durante la competencia”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo