Así puede resolver el drama de sacar de Chile a su hijo

Autor: LaCuarta.com

Ya no tiene que presionar a su ex por el permiso ni entrar en un juicio de nunca acabar. Conozca esta salida alternativa que puede salvar su viaje.


Para los padres separados, la planificación de las vacaciones de verano es todo un asunto, y no solamente por cómo van a repartir el tiempo con el o los menores, sino que también cuando el plan incluye salir fuera de nuestras fronteras.

Es que por mucho que sea lindo mostrarles el mundo a nuestros regalones, llevarlos al mágico mundo de Disney, a conocer los hermosos parajes del Caribe o a las playas de Brasil, a veces algunos de los papás sencillamente toma el camino de no facilitar la salida del país a sus hijos, convirtiendo el panorama en un dolor de cabeza.

Así le pasó a Margarita Parraguez, quien quiso ir a visitar a unos parientes a Uruguay junto a sus hijos, pero su ex le puso tremenda tapa. “Tuve que recurrir a una vía engorrosa y un poco fuerte, de denunciarlo a él, de evidenciar que no era tan buen papá… fue súper latoso y no llegó a nada, ya que al final él echó pie atrás en su tozudez y firmó el permiso”, narra la madre de un niño de 10 y una pequeña de 4 abriles.

Es que regularmente ese es el camino de presión al que deben recurrir padres y madres desesperados en busca de una solución, pues como la ley señala, cuando un menor viaja fuera de Chile con solo uno de sus padres o ninguno de ellos, debe de presentar una autorización notarial del padre que no lo acompaña, algo que a veces resulta imposible.

La otra vía. “Si es que uno de los padres no quiere o no puede firmar la autorización, se pide al Tribunal de Familia que vise el viaje”, dice Catalina Tapia, abogada de familia de Legal-Lab, estudio jurídico que realiza este tipo de tramitaciones. Además, la experta especifica que para esto “es necesario presentar todos los documentos del viaje y mostrar el beneficio que va reportar para el niño realizarlo”.

Tapia asegura que si bien el trámite no es complejo, es necesario tomarse el tiempo para realizarlo. “Aunque puede que demore menos, siempre recomendamos comenzar el requerimiento con dos meses de anticipación”, dice la abogada de Legal-Lab.

Una vez iniciado el trámite, que tiene un costo aproximado de 300 lucas, el solicitante deberá asistir a una audiencia con el juez de Familia, quien será en definitiva el que autorice la salida del menor.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo