Sin milagros: convierta agua en soda en un “¡click!”

Autor: La Cuarta

Hermanas chilenas crearon un sistema para gasificar el agua en tiempo récord, con una maniobra simple y sin riesgos. La idea la trajeron de sus viajes a Europa, y la trabajaron durante 5 años. Ahora están expandiendo su negocio al resto de Latinoamérica.


Tomar agua de forma constante es algo muy recomendable (de hecho, lo ideal son ocho vasos al día), pero para ser sinceros, no todo el mundo puede lograrlo.

Esta y otras razones impulsaron a las hermanas Caroline y Paulina Fugón a idear un sistema veloz y efectivo que, al más puro estilo bíblico, les permitiera convertir el agua… en soda.

“Fueron 5 años los que nos dedicamos a crear este producto. Ambas, en nuestros viajes a Europa, nos dimos cuenta que estábamos años luz, pues ellos crean su agua soda en las casas, y es algo común”, nos cuenta Caroline.

El sistema que idearon las hermanas consiste en una botella y un dispositivo de fabricación propia, que permite gasificar el líquido. “Lo que creamos fue a partir de una idea de hacer tu soda en cualquier parte, y de forma fácil, rápida y sencilla. Por eso creamos esta botella con una tapa especial”, explican las ingeniosas de “Mi Soda”.

El tiempo que se demoraron en lograr iniciar el proyecto tiene que ver, en gran parte, con un tema de seguridad. “Al gasificar el agua, se hace con una cápsula de CO2 (carga), la que ejerce una gran presión, por lo que nuestro producto fue probado una y otra vez para poder resistir y que no saliera la tapa disparada, pudiendo dañar a alguien”, explican.

Eco-amigable

Uno de los puntos que también pensaron es el de no dañar el medio ambiente. “Si uno va a comprar una botella de agua con gas, de partida está contaminando, pues esa botella es desechable. Y nuestras cargas, por ejemplo, cada vez que vamos a dejar un pedido, las que ya han sido utilizadas, las tomamos y las llevamos a un punto limpio”, describen.

Otro de los puntos que explica Caroline, es el tipo de agua que se utiliza. “A diferencia de las marcas comerciales, aquí puedes usar tanto el agua de la llave, como de un bidón. Además, se consume mucho menos sodio y químicos que las pueda conttener la de alguna marca en específico”.

De exportación

Este proyecto “made in Chile” logró surgir gracias a un capital semilla de la Corfo, y en la actualidad ya mira hacia nuevos horizontes. “Tenemos ya un acercamiento real con Argentina y Perú, y estamos en conversaciones con empresas que embotellan agua en México, donde no se toma agua de la llave, por lo que sería algo muy importante para nosotras, ya que nos permitiría estar en toda la región”, se ilusionan.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo