Crean vidrios súper resistentes para las casas

Un pelotazo no les hace ni cosquillas, y un combo de acero necesita al menos cuatro golpes directos en la misma zona para partirlos, por lo que son un aporte a la seguridad en el hogar.


Que se rompan los vidrios de la casa es algo recurrente: una mala maniobra, un pelotazo o una piedra maletera pueden dejar nuestra ventana totalmente descubierta, lo que es una pésima noticia en invierno, por las temperaturas, pero una peor durante todo el año, por motivos de seguridad.

En muchas ocasiones, el cuestionamiento es “por qué se quebró tan fácil”, y atentos a esto, en la empresa chilena de vidrios Lirquén se propusieron llevar la seguridad a otro nivel.

¿Su meta? Que las ventanas no se rompan ni por si acaso de un solo golpe, como es lo habitual. Para eso, trabajaron en un vidrio más resistente, gracias a la tecnología de Glasstech.

“Estos vidrios se componen de dos placas de 8 milímetros. En el medio, tienen una o varias películas de PVB, que es el polivinil butiral (ver secundaria), lo que da otra contextura al vidrio, haciéndolo indestructible”, explicó la gerenta de marketing, Mónica Budge.

Pero no sólo sirve para ventanales. “Estos vidrios pueden ser utilizados en contrucciones de piso a cielo en los edificios. Además, cuentan con protección UV, por lo que no afectan la visión ni permiten que quede el mobiliario blanco. Pueden ser mesas o separadores, y hasta barandas, lo que el cliente quiera”, especificó Mónica.

Prueba de campo. La pregunta surge de inmediato: ¿estos vidrios, realmente son imposibles de destrozar? Partimos a las instalaciones de Vidrios Lirquén, y si bien no son tan duros como la armadura de Iron Man, sí tienen bastante más resistencia que los que se usan regularmente para instalar en las ventanas.

“A diferencia de un vidrio crudo, este se va a romper, pero no se revienta. Va a resistir mucho tiempo más. Por ejemplo, si un ladrón quiere entrar a nuestro hogar, por el PVB no va a poder traspasar la ventana. El vidrio va a quedar trizado, pero como sobre una película, esa es la principal gracia”, cuenta Budge.

Estos vidrios, que se fabrican en la planta ubicada en Renca, no tienen un costo tan elevado para los clientes, en comparación con los tradicionales.

“Tomando en cuenta lo que pueden aportar para una casa, en aspectos como seguridad, ya sea de amenazas externas o accidentes domésticos, el costo no es muy superior, estamos hablando de un 10% más, ya sea un ventanal, una mesa o una puerta corredera”, agregó la experta.

Sus características

El fuerte de estos súper vidrios está en su grosor, que es lo que en gran medida los hace mucho más resistentes. Cada una de las placas de vidrio tienen un mínimo de 8 milímetros y un máximo de 30.

Pero eso no es todo, pues el estilo y color es algo que también se puede aplicar. “Estos paneles pueden ser de colores, y así aportar algo más que sólo seguridad. Por ejemplo, en el Centro Gabriela Mistral hay un sector que tiene nuestro vidrios en el techo, de colores rojos y azules, los que aportan un colorido especial en el piso, creando un ambiente mucho más bonito”, cerró Mónica Budge.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo