Guía para lavar y cuidar las zapatillas en invierno

Autor: LaCuarta.com

Si hay que meter al agua a un par, esta estación jamás será la fecha más indicada, pero como a veces la urgencia es la que manda, le entregamos estos súper tips para que su calzado no pase a mejor vida por una mala práctica.


Las bajas temperaturas y los días donde el sol aparece menos que Messi en los partidos claves de Argentina no sólo perjudican a nuestra salud, también hacen lo propio con nuestras zapatillas.

Así, cuidarlas en esta época es vital, ya que las condiciones del ambiente pueden amenazar las características de sus materiales.

Los expertos de CapasyCuidados.cl, entregan varios tips para que nuestro calzado deportivo no se vea afectado en la temporada gélida.

“Aunque parezca lógico, es clave elegir un buen día para la limpieza de las zapatillas, revisar el pronóstico del tiempo y ver en los próximos días cuál será el más cálido, ya que es importante para el secado”, dice Nicolás Fernández, hombre tras este emprendimiento que nutre de productos que blindan el calzado.

De su catálogo, recomienda el repelente de líquidos que cubre las sneakers y las mantiene alejadas de manchas, evitando el lavado. Además, nos deja otros consejos fundamentales.

Hacerlo temprano

“Lo recomendable es lavar las zapatillas al inicio del día, ya que así se aprovechan las horas de mayor calor para que se puedan secar”, aconseja Nicolás, quien añade que “se puede hacer en conjunto con la rutina matutina”.

Ojo con la suela…

“Es importante no dejar las suelas de las zapatillas sucias por mucho tiempo, sobre todo si son blancas, ice o colores claros. Estas tienden a oxidarse con mayor velocidad. Si tiene algún par de estas características, tal vez note algunas manchas tipo rojas. Esto se produce cuando se pisa algo y queda ahí por muchos días, generando una mancha alrededor que no se puede sacar fácilmente”, hace el llamado el especialista.

Ni secadora ni lavadora

“No lavar las zapatillas en la lavadora, se mojarán en exceso y tardarán en secarse. Hay que hacerlo de manera manual. Y para el secado, nunca en secadora, ya que los pares se pueden despegar y deformar por el exceso de calor”, alerta Fernández.

No dejar a la intemperie de noche

“Si la noche cae y las zapatillas están húmedas aún, nunca dejarlas a la intemperie, en balcones, terrazas o en el patio de la casa. Por el frío, tardarán mucho más en secar”, recomienda el experto de Capas y Cuidados.

 

Con hormas

Por muy llamativo que parezca, la recuperación de la limpieza de un par, puede venir de la mano con algo muy grave: que esta pierda para siempre su forma original. ¿Cómo evitarlo? Desde Capas y Cuidados señalan que “utilizar hormas para dejar secando un par ayuda mucho, sobre todo si es en un lugar cálido. Con esto, la forma de las zapatillas se mantendrá”.

 

 

Top de La Cuarta

Seguir leyendo