El test que evita cirugías innecesarias a la tiroides

Autor: La Cuarta

En muchos casos, se opera por el desconocimiento de qué se encontrará en el paciente, algo que con esto se puede anticipar.


Tras años de investigación, el equipo encabezado por el doctor Hernán González, cirujano de cabeza y cuello de la U. Católica, creó ThyroidPrint, test de diagnóstico que predice con 95% de seguridad si un nódulo es benigno o un cáncer, método que ayuda a evitar innecesarias cirugías en un 88% de los casos.

Hoy, un alto porcentaje de la población en Chile presenta nódulos en la tiroides. Un 20% son diagnosticados como nódulos indeterminados, por lo que su riesgo de cáncer es entre 20% y 30%. Debido a esto, muchos pacientes se someten a la extirpación de la tiroides de forma preventiva.

Sin embargo, de este porcentaje, el 70% son benignos, por lo que los pacientes se sometieron innecesariamente a la cirugía preventiva, al no tener claridad de si el nódulo era benigno o cáncer.

El test ThyroidPrint cuenta con cobertura Isapre y se realiza efectuando una punción del nódulo tiroideo, en el cual se analizan 10 marcadores genéticos en base a un algoritmo matemático ,que por inteligencia artificial determina si el nódulo es benigno o maligno, resolviendo así la incertidumbre que hoy en día tienen millones de pacientes y evitando cirugías innecesarias.

Entre los beneficios que hay para los pacientes están el hecho de evitar la suplementación hormonal de por vida; el minimizar al máximo los riesgos quirúrgicos y el ahorro en gastos en salud innecesarios.

“La principal motivación para realizar este test fue para evitar cirugías innecesarias en pacientes con punción incierta, pero que realmente son benignas. El 75% de las punciones con informe incierto o indeterminado son benignas, sin embargo, frecuentemente se operan estos casos por un 25% de riesgo de cáncer”, aseguró González.

Ahorro

Según datos de la Universidad Católica, un 40% de la población chilena desarrolla algún nódulo en la tiroides, lo que equivale, aproximadamente, a 7 millones de personas. Cuando un nódulo tiroideo tiene ciertas características, los médicos indican realizar una biopsia. Sin embargo, de estas un 20% que se realizan para determinar la presencia de cáncer tienen un resultado incierto, y un 25% de estos casos son malignos.

“Con mis 13 años de experiencia, muchas veces me ha tocado ver casos donde he tenido que operar y extraer la tiroides, sin tener la certeza que los nódulos realmente fueran malignos. Sabiendo que al menos tres cuartas partes de estas personas no deberían someterse a cirugía es que decidí impulsar el desarrollo de un test que permitiese identificar qué casos en es específico requieren de operación y cuáles no”, explicó.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo