Uber Eats zapateó con los más pacientes

Autor: Pedro Mendoza

“App” de delivery lanzó ayer una promo de dos empanadas y un trompo por módicos 500 pesos, pero fue tan tentadora que el sistema se vio superado por momentos, aunque igual la mayoría recibió sus cajitas. Los que pasaron un mal rato fueron compensados.


Para aquellos que creen que el delivery aún está en pañales en nuestro país, el tejazo les caerá pesado con lo que pasó ayer con una promoción que hizo colpasar a una de estas “apps”.

Uber Eats envió un mensaje a sus usuarios con una tentadora oferta con la que los regalonearía en Fiestas Patrias: dos empanadas de pino más un trompo por 500 pesos (incluyendo hasta el envío).

Como era de esperarse, cientos picaron de una con la posibilidad de probar las primeras empanaditas del “18”, lo que hizo que los sistemas de la plataforma tuvieran que poner “pause” a la desbordante demanda, la que se reanudaba cuando lograban despachar las entregas ya en curso.

A pura paciencia

A las 11.00 de la mañana se habilitó esta “promo” dieciochera, y los primeros afortunados disfrutaron sin problemas de este regalito de Uber Eats y Pronto Copec, pero el atado fue para los que intentaron entrar después de ese horario.

“Hubo momentos en los que algunos locales de Pronto Copec pausaron momentáneamente la aceptación de pedidos, para poder cumplir con nuestros estándares de tiempos de entrega, ya que Uber Eats ofrece despachos en 30 minutos”, indicó el gerente general de Uber Eats Chile, Jordi Suárez.

De hecho, para responder a sus plazos, Uber Eats se reforzó con repartidores en autos y bicicletas, que apoyaron a los sobrepasados “motoboys”.

Para ver qué tan real era este “combo”, nuestro reportero Luis Escares se sacrificó haciendo su pedido. Si bien fracasó en sus primeros intentos, finalmente la propia “app” lo alertó con un aviso de que la “promo” nuevamente estaba disponible.

Apenas la pidió, esta llegó a sus manos a tiempo, pese al colapso, situación que explicó Felipe Alarcón, repartidor de Uber Eats que trajo los productos hasta el diario. “Yo estoy repartiendo los pedidos de las Copec de Vitacura y Santa María. En Vitacura la cosa está ordenada, uno se demora un poco, pero donde estába más complicado era en la otra. De hecho, de aquí tengo que ir a dejar muchos combos dicieocheros”, contó el trabajador.

Compensaciones

Lo que debía ser una tarde feliz para los usuarios de Uber Eats terminó -por momentos- en malos ratos, decepción y mala onda, sobre todo cuando la “app” arrojaba error y cancelaba los pedidos.

Lo mismo sucedió en algunos casos en que se excedió el tiempo de espera, claro que la aplicación de delivery buscó la manera de reparar las cosas, ya que entregó a esos usuarios un cupón de 6 mil pesos para que los use en su próxima compra en Uber Eats.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo