Con este celular puedes jugar sin salirte de las redes sociales

Autor: Pedro Mendoza

Se trata del Moto Z Pad, el que permite tener una consola portátil y un smartphone al mismo tiempo.


Las consolas portátiles son una realidad hace muchos años.

Actualmente, existe una variedad casi incontable de aparatos que permiten a los usuarios divertirse con sus juegos preferidos en cualquier lugar.

Pero aunque tengan miles de cualidades, hay una que no pueden hacer, y esa es mantenerte conectado con el resto del mundo mientras se está jugando, ya sea a través de una llamada telefónica o de las redes sociales.

Esa es la diferencia que trae el nuevo teléfono inteligente de Motorola, el Moto Z, cuyo chiche es un pad diseñado específicamente para el modelo que lo transforma de smartphone a una consola portátil a todo lujo.

Este Mod, o modificación, viene con dos palancas de control, teclas de dirección, cuatro botones de acción táctiles y los botones del costado L1/R1/L2/R2.

Además, vienen incorporados los botones start, select y home, recreando así las mismas bases de los controles de las consolas estacionarias, como lo son Play Station 4 y Xbox One.

Batería incorporada

Algo importante a rescatar, para los que creen que algo así aniquilará rápidamente la carga del celular, es que no hay de qué preocuparse, pues este pad viene con una batería incorporada de 1035 miliamperes por hora, lo que asegura largos tiempos de entretención ininterrumpida, sin quedar colgado a la mitad de una etapa o carrera.

Pero este control no es el único complemento que trae el Moto Z, pues también es posible trasformarlo, con diferentes módulos, en una pantalla de 70”, o hacer que tenga un zoom óptico 10 veces más poderoso de lo habitual.

“Lo que buscamos en Motorola es que nuestros usuarios no sólo tengan acceso a la mejor tecnología móvil, sino también a que interactúen con ella de distintas maneras y de la forma más sencilla posible”, contó Cristián Barraza, gerente de Productos de Motorola Chile.

El celular, junto al pad, se vende de forma exclusiva en Falabella, a $549.000 en prepago, y a $69.000 con un plan mensual desde $30.900.

Seguir leyendo