¡Estos anónimos son los héroes que lucha por La Legua!

Un grupo de vecinos de la población se la juega por mantener el nombre en alto de su territorio. Con cultura y deportes pretender quitarle el estigma que pesa sobre sus casas.


En la primera mitad del Siglo XX, la crisis del salitre azotó duramente el bolsillo del chileno. Por esos años, el fenómeno de migración campo-ciudad se acentuó en el país y la capital albergó gran parte de esa población que buscaba una mejor calidad de vida.

Fue así como mineros y obreros provenientes del norte llegaron a la Región Metropolitana y se instalaron en el corazón de la comuna de San Joaquín. Aquella naciente población la bautizaron como La Legua. Esa era la distancia que había entre ella y la Plaza de Armas de Santiago.

Hoy en día, el emblemático asentamiento es mucho más grande. Alcanza una extensión de 2.2 km², donde residen cerca de 20 mil habitantes. Se divide en La Legua Vieja, la Nueva y la Emergencia.

la-legua-02

PELOTEROS VALIENTES

El paso de los años ha dejado huella en sus pasajes. Tanto por la represión en el tiempo del Régimen Militar como el flagelo que se vive en la actualidad con los narcotraficantes. Sin embargo, su gente, que con orgullo dice ser de La Legua, se niega a dejarla morir a manos de la delincuencia y el narcotráfico. Por ello, diariamente combaten a su manera la estigmatización de la que dicen ser víctimas y limpiar su nombre.

Uno de esos valientes es Jaime Lizama, DT del Real San Joaquín. Equipo de fútbol de Tercera División, cuyo semillero es la Escuela de fútbol “Bam Bam Zamorano”.

Con el lema “Los chicos buenos de La Legua” se han presentado con orgullo en canchas de Europa y Sudamérica. Pero como nadie es profeta en su tierra, en Chile son víctimas del prejuicio de la fanaticada rival. “Cuando jugamos de visita siempre la barra del otro equipo nos trata de ‘asesinos’ y ‘delincuentes’. No somos así, somos gente buena, como cualquiera y los jugadores merecen respeto”, contó el entrenador.

Lizama está a cargo del club desde sus inicios y señaló que nadie del Gobierno o el municipio de San Joaquín les da bola. “Sólo Gianfranco Patuelli nos ayuda con dinero para mantener vivo el club y ser una alternativa para los jóvenes. A quienes alejamos de las drogas”.

PURO GOL

En la actualidad, el Real San Joaquín cuenta con más de 200 jugadores, desde sus inferiores. Todos ellos de La Legua. Los mayores estudian en la universidad y muchas veces le hacen el quite a las balas para ir a estudiar. “Acá hay mucha gente que quiere salir adelante, salir de la población. La mayoría es gente buena. Hay muchos profesionales y gente que estudia en la universidad”, dijo Bryan Núñez, hijo de “Lucho Pato”, quien también es futbolista.

CULTURA EN LA LEGUA

Desde otra área, la Fundación Raipillan (Flor de Espíritu) ocupa la danza, el folclor y la cultura, como vehículo de transformación social. Por el cual buscan prevenir y educar a los jóvenes de la población por la vía artística.

Su fundadora, nacida y criada en La Legua, es Fabiola Salinas. Profesora de Lenguaje quien dateó que su agrupación cuenta con más de 300 personas que se dedican al baile y la música. Hace poco regresaron de participar en un evento en Colombia y confesó “en todas partes decimos con orgullo que somos de ¡La Legua!”.

Respecto a cómo se mueve la agrupación, señaló que “no hacemos un foro donde se diga que la droga es mala. Lo hacemos indirectamente, a través del baile, la danza. Hemos tenido grandes logros y buenos Simces. Los niños pasan de curso. Nos preocupamos de sus estudios y le damos trabajo a mamás jefas de hogar. Porque por optimizar el recurso económico nosotros confeccionamos el vestuario maravilloso que se utiliza para bailar”, contó su directora.

MÚSICA

Otro que lleva las banderas de la población por los escenarios de Chile y América Latina es Gustavo Arias. El cerebro tras el grupo de hip hop, Legua York. El “Lulo” lleva más de 20 años de carrera musical. Y siempre ha recalcado que en las calles de su barrio hay más gente buena que mala.

“La Legua es un barrio obrero. Es de gente de esfuerzo y trabajo, no sólo en el área de la cultura y el deporte, sino también en los oficios”, cerró.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo