Caso Fruna: “La empresa nunca nos dijo que el jardín funcionaba de forma ilegal”

Seremi de Salud clausuró jardín infantil en Maipú que cuidaba a los hijos de trabajadoras de Fruna y que operaba sin permisos sanitarios. Representante de la empresa y sostenedora del recinto fueron detenidos. Funcionaria se defiende.


Una desesperada denuncia a Carabineros permitió el cierre de un jardín infantil que funcionaba de forma irregular en la comuna de Maipú.

Se trata de “Creando”, establecimiento ubicado en avenida Pajaritos 1257 y que al momento de ser fiscalizado resguardaba a cuatro niños, en su mayoría lactantes, y que operaba con dos parvularias y una auxiliar de aseo.

Según la información entregada por las autoridades sanitarias, el jardín tenía la misión de cuidar a los hijos de trabajadoras de la empresa Fruna, en un horario que se extendía desde las 7 de la mañana hasta las 16 horas.

Sin embargo, la labor del recinto era completamente irregular, ya que sólo contaba con un permiso otorgado por la propia empresa de alimentos, medida que no cumple con ninguna norma sanitaria, pues esa facultad solamente recae en Carabineros a través de Comisaría Virtual.

“Existe una prohibición sanitaria general de funcionamiento de jardines infantiles y establecimientos educacionales. No existe excusa alguna para lo que pasó. Se puso en riesgo la vida de los niños. No puede funcionar bajo ningún motivo este jardín infantil, no hay protocolo de distanciamiento social entre los niños, lavado de manos de las tías. Están incumpliendo en todos los sentidos, por lo que queremos ser enfáticos en la irresponsabilidad que hay en este tipo de acciones”, comentó Paula Labra, seremi de Salud Metropolitana, quien además fiscalizó las instalaciones de Fruna, donde se encontraron graves falencias sanitarias en su funcionamiento.

Una de las trabajadoras de la empresa Fruna aseguró que el recinto educacional se ha mantenido en funcionamiento durante toda la pandemia, y que se había convertido en una “solución” para las madres que no tenían con quién dejar a sus hijos en sus jornadas laborales.

“Todas las madres están en lo mismo y nadie hace denuncia porque tienen miedo. A la sala cuna iban como 30 mamitas, ya que nos vemos obligadas a trabajar, a veces no nos daban permiso ni para amamantar. Muchas mamitas tienen que venir a dejar a sus bebés temprano y tomar micros. Este jardín era supuestamente una ayuda que nos daban para trabajar, pero la empresa nunca nos dijo que funcionaba de forma ilegal”, comentó Patricia Vásquez, operaria de producción de Fruna, quien aseguró que sus empleadores le otorgaban como alternativa un bono de 80 mil pesos para que las trabajadoras contrataran a una niñera.

“Nadie trabaja por esa plata, menos con lo que estamos viviendo”, comentó Patricia, madre de un pequeño de un año y ocho meses.

Detenciones en Fruna

Una vez fiscalizado el jardín “Creando”, la sostenedora y las parvularias fueron detenidas para prestar declaración sobre el eventual delito que estaban cometiendo. Sin embargo, quedaron en libertad con citación judicial. Además, Carabineros confirmó que el representante legal de Fruna también fue detenido por su responsabilidad en el hecho. Hasta el cierre de esta edición se mantenía en esta condición.

“La empresa y el jardín estaban obligando a trabajadores a asistir por lo que las penas son muy altas, son penas de delito que pueden llegar hasta a los cinco años. Esperamos sanciones ejemplificadoras, las que pueden incluir privación de libertad y multas que pueden llegar a 50 millones de pesos”, comentó Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito.

En tanto desde el Gobierno, a través del ministro del Interior Gonzalo Blumel, señalaron que interpondrán una querella criminal por atentar contra la salud pública, especialmente contra los niños del jardín.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo