“No estamos en un juicio divino ni en una hecatombe”

Walter Vega, vocero del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas y Protestantes, llama a los hermanos a realizar cultos de Semana Santa en la casita.


Walter Vega (48), vocero del Concilio Nacional Evangélicas y Protestantes, vive en San Pedro de la Paz, una de las comunas en cuarentena total. Rodeado de frascos de alcohol gel, llamó a sus hermanos para que suspendan todas las reuniones relacionadas con Semana Santa.

Dice que los evangélicos protestantes tienen una doctrina que calza con la contingencia. “No necesitamos de mediadores, pastores ni iglesias para acercarnos a Dios. No necesitamos estar con una persona o lugar específico”, explica el teólogo, quien optó por la realización de cultos a través de plataformas digitales

– Esto dista bastante de lo que piensan muchos de los cultos religiosos….

Se hacen estereotipos y caricaturas del mundo cristiano. Hay que reconocer que dentro de la iglesia esta doctrina no se enseña tanto. Se enseña más el famoso porteo y a estar en las esquinas. Eso moviliza más al pueblo cristiano. La iglesia no ha sabido sacar provecho de esta maravillosa doctrina.

– ¿Existe algún tipo de sanción para el que no cumpla con este llamado?

Podemos dar sanciones espirituales, llamándoles la atención de manera verbal o por escrito. Incluso, como efecto último, suspenderles los sacramentos o expulsarlos de la comunión cuando vemos que sus malos actos dañan a la sociedad.

– Han culpado a cultos evangélicos por la propagación del virus en Osorno. ¿Qué pasó ahí?

Lamentablemente, hemos tenido situaciones donde algunos líderes que, sin ser evangélicos, llaman de manera desordenada a determinados grupos para continuar con sus cultos. Nosotros lo reprochamos y rechazamos. Y hay uno que otro descolgado de la iglesia evangélica que llama a esto. No faltan los desubicados ni lo grupos de fundamentalistas.

Tarde…

El pastor cree que las medidas restrictivas del Gobierno son ambiguas y las tomaron tarde. “La autoridades tenían conocimiento de esto desde diciembre, sin embargo, en marzo salieron cientos de personas a marchar (…) Me parece injusto que se ahora se apunte a la iglesia evangélica por dos o tres cultos con 15 hermanitos que se juntaron a servir al Señor”, avisa.

– ¿Cómo ha vivido esta crisis?

Estamos acatando con conciencia cristiana. Esta es una linda instancia para resguardarse. Pongo énfasis en el día sábado: Cristo en cuarentena, aislado, encerrado en la tumba. Aprendamos de este Cristo. Todo este tiempo será un Sábado Santo y ya vendrá la resurrección.

– ¿Tiene alguna explicación religiosa para esta pandemia?

Esto no es nuevo. No me corto las venas con esto. A los mejor para la generación X y los millennials es nuevo. Aquí no hay un juicio final. No estamos bajo un castigo de Dios ni hay un juicio divino; no estamos en una hecatombe ni en un rapto secreto, como algunos plantean…

– ¿Han bajado los diezmos estas semanas?

Han bajado los diezmos, porque mucha gente está sin trabajo. En mi iglesia hay hermanos que han quedo sin trabajo.

– ¿Lo han llamado díscolo dentro de la iglesia evangélica?

He generado odio y amores. Hay gente que se siente identificada con mi discurso, que no es sui géneris ni extraño; soy bastante protestante para mis cosas. Mi discurso genera anticuerpos en algunos, pero también tengo bastante aceptación.

– ¿Cree que luego de esto vendrá otro estallido social?

Cabe la posibilidad de que pueda generase un estallido social, pero no espontáneo. Si bien es cierto que venía acumulándose mucha rabia en la gente producto del abuso de las autoridades políticas, el estallido social no fue espontáneo…

– ¿Cómo así? ¿Hubo orquestación?

Las revoluciones se parecen mucho a las sectas. Y sus líderes tienen complejo de Mesías. Creen que tiene la solución a todo. Quieren levantar un paraíso en la tierra, y pontifican desde sus pedestales y torres de marfil. Los grandes problemas de Chile no pasan por ideologías. Yo me pregunto: ¿Dónde están ahora los movimientos de mujeres que salían con el “Ni una menos”? ¿Dónde están ahora Boric, Jackson , Karol Cariola y Camila Vallejo?

– Supongo que en cuarentena…

Quiero decir que la pobreza no se sana subiendo los impuestos o aumentado el gasto. La pobreza se soluciona trabajando, invirtiendo, ahorrando…

– Algunos trabajan toda la vida y no salen de la pobreza… ¿Va a rechazar la nueva Constitución?

Voy a rechazar. No creo en las refundaciones. Las sociedades no se construyen de la noche a la mañana. No creo que 300 pericos vayan a levantar una Biblia política donde nos van a resolver todos los derechos. Yo creo en las reformas. Algunos nos han metido la cuchufleta de que con una nueva Constitución se van a resolver todos los problemas.

– ¿Qué opina del pastor Durán? ¿Sabe si está en cuarentena?

Obviamente, no compartimos la gestión que realizó. Eso obedece a una estructura que se perpetuó a través del tiempo. Ahora, ¿qué es de su vida? Sepa Moya.

#Tags


Seguir leyendo