Víctima de aluvión se reencuentra con su gato en plena transmisión

Autor: Guido Macari

Tras los desprendimientos de tierra en el Cajón del Maipo, Patricio y su familia perdieron a su hogar y también a su mascota, Corbata. Sin embargo, mientras era entrevistado por el matinal CHV, vino la sorpresa en medio de los daños.


Un periodista del matinal Contigo en la mañana (CHV) recorría las casas de San Alfonso en el Cajón del Maipo. El sector fue fuertemente afectado por las lluvias del fin de semana, las cuales produjeron desprendimientos de tierras y aluviones. Un centenar de hogares resultaron afectados.

Uno de los vecinos damnificados, Patricio, mientras era entrevistado, caminaba frente a la cámara de televisión por los suelos barrosos y las maltrechas viviendas, cuando, de repente, el periodista dijo con voz temblorosa:

—Patricio, mira, mira allá, curiosamente apareció, ¿estabas preocupado por tu gato? Ahí está.

El felino se encontraba desaparecido tras los aluviones. Y pasadas las 10:20 de la mañana, se mostró caminando, ileso, sobre los techos de lata. Era negro y con una mancha blanca en el pecho que inspiró el nombre que le dieron sus dueños, Corbata. Con su cola parada, el animal se acercó, cauteloso, hacia Patricio para que recibir las caricias y abrazos del reencuentro.

—Está asustado —comentó el dueño—. Está bien, gracias a Dios.

Una buena noticia

Corbata pertenece a la hija de Patricio. “Alguna buena noticia que haya sucedido”, dijo. Luego, el gato dio algunas vueltas sobre el techo y se echó a tomar los rayos del sol que regresaron tras las lluvias. También, el día del aluvión la familia de Patricio perdió a un pequeño perro que también tenía de mascota, Toby, pero, aunque embarrado, lo pudieron encontrar al día siguiente, el domingo.

—Un amor afectivo que tienen los animales —dijo—. Que lo soluciona todo a veces.

Él y su familia resultaron damnificados tras los desplazamientos de tierra del fin de semana. Aun así, para Patricio, saber que su gato estaba vivo fue una alegría dentro en medio de la desgracia:

—Porque aquí a nosotros nos llevó todo, la vida, el esfuerzo. Todo… Y que hayan cosas pequeñas como esta, es muy satisfactorio.

Seguir leyendo