Lucho Núñez volvió a jugar: “Lo estoy disfrutando como una final de Copa Libertadores”

Tras salir de la cárcel, el ex crack de Católica defenderá esta tarde al Juventud Norambuena, de La Legua, en el partido por la copa del Campeonato de Campeones. A sus 38, está gordo pero con talento, según dice.

En noviembre del año pasado, Luis Núñez y su familia lograron respirar más tranquilos. Fueron unos malditos cuatros años y 61 días en que el papá había estado tras las rejas, pero había luz al final del túnel.

“Luchopato” regresó a La Legua, su población de toda la vida, donde la gente lo sigue amando. Por lo mismo, decidió volver al fútbol para representar a sus vecinos en el Juventud Norambuena, y como si el tiempo no hubiera pasado llevó al equipo a la final del Campeonato de Campeones. Al frente estará Los Nogales y podría ser la primera copa de la historia.

lucho-nunez-350x350“Es un sueño que siempre tuve de niño y que por cosas del destino nunca pude hacerlo. Jugué en la Católica desde los 10 años, entonces nunca pude pertenecer a mi club, que es el de mis amores, el que realmente me vio nacer. Quiero darle una alegría a la gente que siempre ha estado conmigo”, comentó Núñez a La Cuarta.

– ¿Esta alegría la puede comparar con algo? Estoy tan emocionado y tan contento como el partido que jugué contra Colo Colo en el Monumental, donde perdimos 2-1 y quedó la embarrada con (Arturo) Sanhueza. Estoy tan concentrado como estaba para ese partido, y a mis 38 años hace mucho que no sentía la ansias y las ganas de disfrutar el fútbol para ser feliz.

– ¿Le costó volver? Demasiado. Igual estoy gordo y con sobrepeso, pero para jugar acá en el barrio me alcanza y me he sentido bien. He tratado de hacer un aporte para el equipo, transmitir mi experiencia en el fútbol a los muchachos del club, que son jugadores que saben jugar bien aparte de tener la pachorra del barrio.

– ¿Sientes que te quedó algo por dar en el fútbol? No me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida, o sea, yo se las cagás que me mandé, asumí las responsabilidades y creo que no era completamente maduro en el momento que viví mi carrera.lucho-nunez-350x350

– ¿Faltó madurez? Fui demasiado inmaduro y quizás todavía estaría jugando, pero ya está. El pasado es pasado, hoy es el presente y tengo lo más importante de todo, porque recuperé mi familia, a mi hijo, a mis hermanos. Tengo un padre que me apoya, para mí lo más importante es eso.

– Hace su autocrítica… Es un error en la vida que a cualquiera le puede pasar. Lamentablemente, lo cometí, pedí las disculpas a los que realmente tenía que pedírselas, y los demás me dan lo mismo. Hoy mi gente es mi familia, cosa que no tuve a mi lado en mi carrera, y ellos me recibieron con los brazos abiertos.

– ¿Seguirá en el fútbol? La parte de ser técncio estuvo en mi mente, pero tengo tanto compañero que es técnico y ninguno ha tenido una oportunidad, porque prefieren traer argentinos que no conoce nadie, que me da lata.

– ¿Tanto así? Es que es verdad, po’h. En vez de dar oportunidades a jugadores que han sido aporte en el fútbol chileno, que han dado clase, traen gallos de cualquier lado. Después dicen ‘puta, este hueón se perdió’ y claro, si nunca hubo una chance.

– ¿Tiene algo en mente? Tengo proyectos para hacer mis escuelas de fútbol en La Legua. Estoy esperando terminar el campeonato y seguir adelante para trabajar con niños y formarlos.

 Su hijo sigue sus pasos, aunque en el clásico rival

hijo-lucho-nulez-350x350El que sigue los pasos de “Lucho Pato” en es Bryan, su hijo de 19 años, quien actualmente defiende la camiseta del Real Juventud San Joaquín en Tercera. Eso sí, en el fútbol de barrio, estuvieron lejos de jugar juntos, porque militaba en el archirrival. “Jugamos en contra, porque yo defendí la camiseta de Magallanes acá en La Legua, que es el clásico. Les gané dos veces que he jugado, así que difícil que juguemos juntos en un club”, comentó Bryan.

– ¿Cómo anda el papá en la cancha? Bien, se mantiene. No ha perdido la técnica y hasta goles de tiro libre ha marcado.

– ¿Es su ídolo? Lo voy a ver todos lo partidos. Me aconseja, me ayuda, me dice lo que me falta o lo que hago bien. Quiero ser como él y si puedo ser mejor, pero me reflejo mucho en su carrera.

– ¿Qué espera en su futuro? Este otro año ya termino como juvenil. Lo que viene es jugar en Tercera o firmar contrato profesional, estoy entrenando doble jornada para poder alcanzar un contrato.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo