La sobrina-nieta de David Arellano hizo historia en la política

Alondra Arellano no sólo lleva en su sangre el gen del fundador del Colo, sino que también se convirtió en la presidenta más joven de un partido político. La magister en Ciencias Políticas es la nueva jefa de Gabriel Boric y Gonzalo Winter.

Lleva la rebeldía en la sangre. Literalmente. Y quizás por lo mismo, tenía programada una cita con la historia. Hablamos de Alondra Arellano, quien es sobrina-nieta del fundador de Colo Colo (David Arellano) y, desde ayer, la presidenta más joven de un partido político: con tan sólo 22 años fue elegida democráticamente como la nueva líder de Convergencia Social.

“Hay que dejar de decir que la juventud no puede dirigir la política de este país. Las secundarias y los secundarios ya nos demostraron su liderazgo el 18 de octubre y hoy podemos encabezar un proyecto anti-neoliberal, feminista y de izquierda para nuestra sociedad”, aseguró a La Cuarta.

Pasión que también demuestra cuando habla de sus genes colocolinos, esos que marcaron su infancia y, por supuesto, su espíritu revolucionario. “Mi bisabuelo era primo de esta figura histórica y mi padre también lleva su nombre”, agregó la heredera del apellido más emblemático de Macul.

Por lo mismo, creció con los relatos de la fundación del Cacique y la sublevación que generó el ya mítico “¡vámonos Quiñones!”.

“Mi familia paterna es súper colocolina y se enorgullece mucho de esas raíces. Este amor por el club hizo que nos uniéramos mucho y tuviéramos una visión popular de lo que experimentábamos como nación”, relató la también estudiante de Magister en Ciencias Políticas.

Y si bien hoy han pasado casi 100 años del nacimiento de los blancos, Alondra recuerda que “en mi casa siempre se hablaba de ese día (19 de abril de 1925) y de la lucha que debieron dar para que se respetaran sus derechos laborales”.

Al estadio, al estadio

Pero el machismo en los estadios, según la nueva jefa del partido de Gabriel Boric y el diputado Gonzalo Winter, la acabó alejando del equipo masculino. “Te gritan cosas por cómo andas vestida o tratan a los rivales con sobrenombres sexistas que no sólo discriminan a la mujer, sino también la ponen en una posición de inseguridad”, acotó.

Pero eso no le impide alentar al “Cacique”, pues es número puesto en los partidos de Colo Colo Femenino. “Me gusta ir a ver a las cabras, es mucho más ameno y entretenido. Vamos en grupo y lo pasamos súper bien, aparte que ellas son muy buenas”, relató.

Por eso tiene un pedido especial para el club y que puede reparar un error del que pocos se dan cuenta: “Deberían poner la Copa Libertadores que ganaron las mujeres en la insignia , tal como está la de los hombres. Ambas son igual de importantes”, concluyó.

#Tags


Seguir leyendo