“Me hace falta todos los días”: Karen Doggenweiler se quebró al hablar de su padre fallecido de cáncer

Autor: La Cuarta

Invitada al De tú a tú de Martín Cárcamo, la animadora abrió la intimidad de su hogar y contó un emotivo pasaje de su vida.


Lo primero que llama la atención de la casa de Karen Doggenweiler es el baño de visitas.

Martín Cárcamo mostró en el De tú a tú que hay fotos de distintos personajes del acontecer nacional.

Karen confiesa que hay varios personajes políticos en esas fotos con los que su pareja, el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, está enojado, causando risas.

Luego, continúan con un recorrido que los lleva hasta el living del inmueble.

Allí, la conocida periodista y animadora habla de su madre, quien se contagió de Covid-19 y estuvo dos semanas hospitalizada.

La mujer le contó justo cuando la iban a buscar para internarla.

“Es súper duro porque no puedes acompañarla”, contó Karen emocionada.

“Afortunadamente salió adelante. Quedó secuelada y hasta el día de hoy le cuesta respirar, se cansa. Quedó con una tos”, agregó.

Según la animadora, “hay muchas cosas que se postergaron producto de la pandemia. Mi mamá se tenía que operar de las caderas. Es su tercera operación”.

Demorar la operación que finalmente se hizo el año pasado, asegura, “le afectó”.

“Ahora no puede caminar, no se puede ni siquiera mantener en pie sola”, cuenta Karen.

“Ha sido un proceso con harto kinesiólogo, de rehabilitación. Pero ella está convencida de que va a caminar”, declara.

La muerte del padre

Karen Doggenweiler creció en Santiago, en El Arrayán de Lo Barnechea.

Su padre era ingeniero comercial, nacido en el sur. Dice que ambos padres eran opuestos entre sí.

Mientras ella, su madre, es alegre y optimista, a su papá lo recuerda como mateo, riguroso y más fome aunque bien feminista.

“Le importaba mucho que tuviéramos una mente amplia. Una educación rica, que supiéramos nadar, bailar, hacer patinaje, tocar guitarra”, cuenta la periodista.

Luego sigue: “Un papá muy generoso y cariñoso”.

En el De tú a tú, Doggenweiler recordó sus caminatas juntos por El Arrayán.

El padre de Karen falleció en el 2008 a raíz de un cáncer.

“Fue atroz”, recuerda emocionada.

“Cada vez que veo su foto, no lo tengo nada superado”, dice la animadora.

“Y eso que le di todos los besos que quise, le di todos los abrazos, hablamos todo. No hay nada pendiente. Hice el rito de despedirme, de decirle ‘ándate tranquilo, papá’ y así y todo, me cuesta mucho”, confiesa.

“Cuando murió le metí papelitos en sus bolsillos. Era genial”, dice Karen.

Al final, la periodista se emociona al hablar de su progenitor:

—Me hace falta todos los días.

Revisa el momento a continuación

Seguir leyendo