Pablo Feliú y la importancia del productor en el género urbano: “Hace la gran pega”

El músico también destacó lo logrado por la escena nacional, “todo fue muy orgánico en Chile, eso impacta mucho, afuera está todo con sellos y estos meten presión para que se peguen artistas”.

Uno de los tantos responsables de esta explosión del urbano chileno es Pablo Feliú, desde muy joven ha estado aportando de alguna manera al panorama, ya sea bajo su anterior nombre Oziell; con sus joyas escondidas de SoundCloud; su papel como productor trabajando con Nicky Jam, Reik, Harry Nach, Diego Smith, entre otros; y ahora con su nuevo disco Hasta la próxima (2022).

Con 24 años cuenta con un gran currículum, la prueba más fehaciente de esto son clásicos como: “Big Cut”, “Phantom”, “Yo No Se (Remix)”, “Antonio”, por nombrar algunos hits donde está presente su firma.

La voz de “Triste” estuvo Buenos Aires hace unas semanas, lugar donde aprovechó de trabajar con algunos colegas y grabar el videoclip de su canción “Corre y prepárate”, track que pertenece a su último longplay.

El oriundo de Peñalolén habló con La Cuarta sobre su nuevo trabajo de estudio Hasta la próxima, reveló que ahora planea abrir un capítulo de su carrera más ligado al R&B, analizó el presente de la industria, el papel del productor en todo esto y más.

¿Cómo estas Pablo?, ¿Dónde estás?

—Estoy en Santiago, llegué la semana pasada desde Buenos Aires, Argentina. Estuve con productores de allá y también grabé un videoclip del tema “Corre y prepárate”. Pero ahora me robaron el compu del auto, está brígido, que le vamos hacer.

—¡Qué mala! Imagino que tenias harto material ahí...

—Fueron dos meses que no pude respaldar, eso es mucho. Había canciones que eran mías y estaban buenas, pero se pueden hacer de nuevo con las maquetas.

—Cambiando a algo más grato, siempre me gusta preguntar qué están escuchando los artistas, ¿qué escucha Pablo Feliú?

Estoy escuchando harto Mac Miller, especialmente Swimming (2018) y Circles (2020), me tienen pegadísimos hermano, subo al auto, lo escucho y me relajo. Igual escucho Radiohead, pero siempre lo he escuchado.

—¿Son influencias en lo que se viene?

—Yo creo que me ha influenciado harto, pero no creo que sea tan Mac Miller lo que se viene, si más R&B, quiero hacer algo distinto, está sonando tanto reggaetón, que me alegro, pero quiero hacer cosas nuevas, por eso mi último disco se llama Hasta la próxima.

—Claro, esta nueva canción con Kya, “Dándote <3″ trata de escaparse de lo urbano más convencional que está saliendo, que en este caso es el reggaetón

—Hay un cachito de mi flow de ahora, de lo que busco, que es algo distinto, tiene una pista hecha por Nass G, que ha trabajado con harta gente, es muy bueno.

—Otro trabajo que sacaste hace poco fue Hasta la próxima, ¿cómo te has sentido con el recibimiento?

—Me he sentido bien y conforme, se cumplieron las expectativas que la gente lo haya escuchado, estoy feliz, pero quiero sacar ya la música nueva, pasa siempre jaja. En tanto, Hasta la próxima tiene una vibra que me encanta, para ir a la disco y desacatarse.

—Hablando de esta nueva faceta que tratas de explorar, ¿cómo ves la escena? ¿cómo ves el R&B nacional?

—Creo que es una escena que no se ha explotado mucho, hay hartos artistas que hacen R&B, no sé por qué no se escucha tanto. Creo que es por el momento, porque lo que la lleva es el reggaetón, reggaetón, reggaetón, y está bien, es lo que está pegando, los cabros lo están haciendo muy bien, a mí me gusta, he hecho reggaetón, inclusive se viene un tema con el Drago. Pero quiero buscar algo más, desde chico que tengo otras influencias, R&B, rap, trap gringo, rock. Ahora estoy escuchando como un flow más alternativo, estoy en un viaje bien cabrón.

Temas como “Triste” demuestran esa cosa más R&B, como tu toque personal…

—Sí, creo que mi esencia va más por ahí, por ejemplo, Hasta la próxima es mío, pero no tan mío, me gustó mucho hacerlo, fue una música muy de cuarentena, de hecho en la cuarentena me dio ansiedad, fue muy cabrona, Hasta la próxima es ese Pablo cuarentenoso. Ahora viene algo más personal, para los fanáticos de verdad.

Este disco más R&B, más personal, ¿cuándo se vendría?

—Los temas estaban listos, pero como me robaron el compu estamos hasta la verga jaja. Yo tengo pensado sacar el tema con el Drago y los temas hechos que son hartos reggaetones, después de eso yo creo que sacó el disco, ese viaje lo sacaré el próximo año. También, tengo algo con el Swift, un productor de Graneros muy duro, voy a sacar esa música primero. Voy aprovechar este tiempo para hacer la música que tengo que hacer, me siento muy bien, tengo una vibra muy buena para los temas.

Cambiando de tema, tú mismo lo dijiste, el reggaetón nacional está muy pegado, tiene mucho éxito, con artistas y productores extranjeros viniendo para acá a grabar, ¿qué se siente de ser uno de los tantos exponentes en construir esto?

—Yo me siento bien, feliz la verdad, yo creo que todos los cabros sienten los mismos, es como cuático estar parado junto los que hicieron todos. Partir haciendo música con pocos creyendo en ti, después se fue agrandando todo, salió el trap, se pegó el Pablo, el Harry, Cister, el Polimá. Ahora ver que ha crecido tanto, que hay hartos exponentes de reggaetón, todos quieren colaborar con los chilenos, es gratificante, los cabros saben todo el trabajo que se hizo, estoy orgullo de todo ese esfuerzo.

—Ahora todos quieren colaborar con los chilenos, en el podcast de Matías Alegría, otro reconocido productor chileno, hablaron sobre como ahora desde afuera, de cierta forma, tratan de agarrarse de aquí…

—Cuando es industria, la música se vuelve un negocio porque puedes venderlo, lo que pasa que todo fue muy orgánico en Chile, eso impacta mucho, afuera está todo con sellos y estos meten presión para que se peguen artistas. Aquí pasó algo totalmente distintos con artistas que se pegaban porque sí, metían videos y se pegaban, es un fenómeno cuático y eso pocas veces pasa. Todavía no hay una industria sólida, pero igual viene la gente a aferrarse a eso.

Hace un tiempo atrás me tocó hablar con el Drago 200 y le pregunté sobre qué cree que cambio para que Chile sea un productor de reggaetón y él me dijo el público, ¿crees lo mismo?

—Sí, yo creo que el público fue obviamente, sin público no tienes shows, no tienes reproducciones, el público empezó a apoyar mucho, no solamente escuchando sino siguiendo a los artistas y sus historias, fue todo un viaje, antes no había eso. Yo tenia un tema que se llamaba “Prueba de Química” cuando me llamaba Oziell y me acuerdo que sonaba siempre en la radio, estuvo bien pegada, pero nadie sabia quien era yo, entonces eso pasaba antes, no habían artistas, ahora si hay, todos saben quien es Pailita, quien es Harry Nach, quien es Standly. Ahora si se pega alguien se vuelven como un ícono.

Otra parte importante de todo esto son los productores, hace muy poco, BigCvyu mencionó en su cuenta de Instagram que los productores merecen más reconocimiento, ¿lo crees así?

—Según lo que entendí lo que quiso decir está más ligado al dinero, yo pienso que sí hay que respetarlo, el productor hace la gran pega, si no haces la pista tienes que organizar todo. Pasa en Chile que los productores mezclan, masterizan, hacen de todo. Como dijo Kanye West en su documental ‘no por ser la mejor persona que vea tele, te van a regalar una tele’, lo mismo pasa con los cantantes, que las cosas no se hacen de gratis, ya que es trabajo al final, tal como ellos ganan su plata, los productores igual. Se tiene que respetar siempre, los productores somos personas, tenemos mil cosas. Esto iba a pasar en algún momento, pero es una cuestión de desorganización porque no hay industria todavía. Lo que dijo está muy bien, lo apoyo a full.

Otra cosa, existen grandes duplas, Yung Beef y Steve Lean, Pablo Chill-e y Xander, 21 Savage y Metro Boomin, y está también Harry Nach y Pablo Feliú, ¿cómo sientes esa relación? ¿Cómo ves todo lo que han logrado?

—Del Harry aprendí mucho y él de mí, tal vez ya no hemos trabajado tanto últimamente, pero tenemos hartos temas guardados que saldrán prontito. Lo nuestro es más que laboral, lo respeto mucho como artista, pero también como humano, es una persona de puta madre, a veces nos preguntamos cómo estamos, eso nos hace una buena dupla, hay una conexión de amigos, de familia.

Los planes no paran para Pablo Feliú, el compositor planea ir a Colombia y posteriormente a Miami para trabajar en nuevas producciones.

Un 2022 donde Feliú plantea despedirse del reggaetón para ir por una propuesta más personal y alejada de la pista de baile, algo que seguramente tendrá intrigado a sus fans, solamente quedará esperar por este nuevo paso.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA