El horrible crimen del Chacal de San Bernardo: torturó y mató a hijastro de 4 años, y obligó a que hermanitos lo vieran

Quiroz Zamora fue detenido por personal de la PDI.
Quiroz Zamora fue detenido por personal de la PDI.

Luego de una extensa investigación, que incluyó el relato clave de un testigo, el sujeto fue condenado por homicidio calificado y abuso sexual agravado en contra de la víctima.

El 2 de julio de 2015 quedaría al descubierto un macabro homicidio en la Villa Angelmó, en la comuna de San Bernardo. En la escena del crimen permanecía el asesino, mientras que los vecinos exigían justicia inmediata y buscaban su linchamiento.

Fue en este contexto que hicieron su llegada los detectives de la PDI. Eran cerca de las 20.00 horas y el principal sospechoso permanecía encerrado en su dormitorio.

El asesino

Al interior del domicilio, los agentes hallaron pasta base, manchas de sangres y el cuerpo de un menor al interior de una pieza. Era el pequeño Ismael, de apenas 4 años, cuyo cadáver estaba envuelto en un plumón reversible. Más tarde, el SML establecería que el niño llevaba más de 12 horas fallecido.

Respecto al detenido, fue identificado como Osvaldo Quiroz Zamora (49). El padrastro.

Para los vecinos no cabía duda: Quiroz era el culpable.

Según relataron testigos a las autoridades, el niño lloró desconsoladamente y se escucharon gritos de dolor. El sujeto también había sido visto quemando ropa en una plaza.

Rápidamente se estableció que Quiroz llevaba casi 48 horas al cuidado de cuatro menores: su hijo I.Q.C. (11) y sus tres hijastros, B.L.C. (6), C.L.C. (3) e Ismael (4). El mayor había desaparecido del lugar y los otros dos niños habían sido llevados por Johanna Cabrera, una vecina, a su departamento.

“Debo manifestar que siempre noté descuido y despreocupación total por los menores, puesto que siempre los veía desaseados, además que entre los padres existía agresión física y psicológica”, declaró la mujer.

Posteriormente, el denominado “Chacal de San Bernardo” sería formalizado por el homicidio y abuso sexual de su hijastro.

Osvaldo Quiroz Zamora. /Foto: CHV Noticias.
Osvaldo Quiroz Zamora. /Foto: CHV Noticias.

Horror

Una de las testigos que declaró en la formalización fue Carolay Collao (31), la pareja de Quiroz y la madre de Ismael.

A la fiscal del caso, la joven le contó que se había enamorado de Quiroz en 2003, pero la relación se vino abajo en 2007, cuando el sujeto cayó preso por narcotráfico. Luego, comenzó su relación con un vecino, padre de Ismael.

Respecto al crimen, la mujer aseguró que el 1 de julio de 2015 se fue a la casa de su madre, en Peñalolén, después de una pelea por celos, dejando a sus cuatro hijos con Quiroz.

De acuerdo a la investigación liderada por el Ministerio Público, el imputado aprovechó que la madre del menor salió de la casa para agredir y torturar –física y sexualmente- a la víctima, golpeándolo con objetos contundentes y botándolo por una escalera. La golpiza provocó lesiones que causaron la muerte del niño.

Después de ocho días de juicio, el Tribunal Oral en lo Penal de San Bernardo declaró culpable a Osvaldo Quiroz Zamora de los delitos de homicidio calificado con ensañamiento y abuso sexual agravado. Para el primero se consideraron además tres agravantes: abusar de la superioridad de sus fuerzas en tanto que la víctima no pudo defenderse, cometer el homicidio con abuso de confianza y emplear medios que añaden ignominia al delito (por haber obligado a los hermanos de la víctima a presenciar el hecho); en el abuso sexual agravado, en tanto, se consideró como agravante el haber cometido el delito estando al cuidado del menor. También se le declaró culpable por tráfico de drogas en pequeñas cantidades.

La fiscal Pamela Torres valoró haber contado durante el juicio con el testimonio de uno de los hermanos de Ismael, quien fue testigo del hecho y declaró en una sala especial.

Delincuentes amenazaron al asesino tras la detención.
Delincuentes amenazaron al asesino tras la detención.

La condena

Finalmente, en junio de 2017, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Bernardo condenó a Osvaldo Quiroz Zamora a las penas de presidio perpetuo calificado y a 17 años de presidio efectivo en calidad de autor de homicidio calificado y abuso sexual agravado en contra de Ismael.

De esta manera, se determinó que el criminal deberá pasar un mínimo de 40 años tras las rejas, lo que sumado a los 17 años por abuso sexual y otros 3 por microtráfico de drogas, arroja un total de 60 años de cárcel.

COMPARTIR NOTA