“Los sicarios del Poniente” y “Apolo XII”: caen peligrosas bandas que operaban en Maipú

Foto: Javier Salvo/Aton Chile.
Foto: Javier Salvo/Aton Chile.

Los grupos criminales habían participado en la balacera que ocurrió a inicios de este mes en las afueras de un jardín infantil de Maipú, dijo el fiscal José Solís.

La Policía de Investigaciones (PDI) consiguió desbaratar a dos bandas rivales que operaban en la Villa San Luis, situada en la comuna de Maipú.

Se trata de “Los sicarios del Poniente” y “Apolo XII”, grupos criminales que se dedicaban al tráfico de drogas y que frecuentemente protagonizaban enfrentamientos armados en el sector.

Las bandas desbaratadas en Maipú

Los procedimientos para desarticular a las dos bandas sucedieron la semana pasada. Durante el primer operativo se detuvo a cuatro personas y se incautaron armas y drogas, informó la PDI.

Mientras tanto, en el segundo se logró detener a otras nueve personas que correspondían a integrantes de “Los sicarios del Poniente”. También se incautaron armas, drogas y dinero en efectivo.

Según explicó a LUN el fiscal de Maipú-Cerrillos, José Solís, los miembros de las bandas participaron en la balacera que ocurrió a inicios de este mes en las afueras de un jardín infantil de Maipú y que dejó a dos personas heridas a bala.

Foto: Aton Chile/Javier Salvo.
Foto: Aton Chile/Javier Salvo.

Uno de los lesionados fue el conductor de un vehículo que supuestamente había sufrido una encerrona, por lo que fue trasladado hasta el Hospital del Carmen. Sin embargo, antes de que le dieran el alta se fugó del recinto asistencial.

De acuerdo al fiscal, luego se supo que ese sujeto era Julio Andrade, integrante de “Apolo XII” que fue atacado por la banda rival y que en realidad no había sido víctima de encerrona.

Los dos grupos criminales usaban departamentos reforzados en Maipú como centro de acopio. Esto, ya que los imputados no residían en la comuna, sino que solo se dedicaban a hacer los ilícitos, es decir, la venta de drogas.

Una de las viviendas que era usada por “Apolo XII” fue también motivo de disputa entre las organizaciones, debido a las condiciones estratégicas que ostentaba: tenía múltiples protecciones de seguridad, al punto en que por dentro estaba reforzada con acero. “Ese búnker era el deseo de todos los sujetos y por eso se enfrentaban”, dijo Solís al citado medio.

COMPARTIR NOTA