Abuelo chileno volvió a Siria al rescate de sus nietos

Patricio González cruzó la frontera de Irak con ese país para llegar al campamento de refugiados de Al-Hol y sacar a sus siete pequeños del recinto administrado por milicias kurdas, que derrotaron al Estado Islámico.


El desgarrador llamado que Patricio González Gálvez ha hecho, tanto a las autoridades chilenas como suecas, para que lo ayuden a sacar a sus siete nietos de un campo de refugiados, ubicado en Al-Hol, al noreste de Siria, fue escuchado en todo el planeta.

La desesperación que vive el hombre es completamente justificada, ya que corren contra el tiempo. ¿La razón? Los niños se encuentran en grave estado de desnutrición e infección pulmonar, por lo que requieren de una ayuda médica urgente. La situación es tan extrema, que familiares chilenos de Villa Alemana de los niños dijeron que no les quedan más de 15 días de vida en las actuales condiciones.

Precisamente, Patho Galvèz, como es reconocido en el ambiente artístico, es oriundo de Villa Alemana y hace 30 años que vive en Suecia. Su talento musical le permitió compartir escenario con Los Jaivas, Sol y Lluvia, Illapu, Patricio Mans, Inti Illimani y Quique Neira, entre otros.

En enero de este año, el músico se encontraba de gira en nuestro país cuando se enteró de la muerte de su hija, Amanda González Pope, quien se unió junto Michael Skråmo, su esposo, al Estado Islámico.

En cuanto a la situación de sus nietos, poco y nada sabía, por lo que partió a Siria en su búsqueda, la que se concretó el pasado 8 de abril.

Sin embargo, la frustración se apoderó de él en ese momento por no existir la posibilidad de repatriarlos a Suecia y menos permanecer junto a ellos.

Desde Irak, Patricio González conversó en exclusiva con La Cuarta y relató cómo vive este calvario.

– ¿Por qué tuvo que salir de Siria? Mi presencia causó problemas a la administración kurda, así que me pidieron salir del país. Eso sí, mi lucha sigue lo más cerca posible de los niños.

– ¿Cómo se han portado los kurdos? Hubo altos mandos de la administración que simpatizaron con mi historia y manifestaron su intención de ayudar, mientras que otros no.

– ¿Pudo hablar con ellos? El mayor (Ibrahim Skråmo) está muy afectado por todo lo que pasó, lo encuentro mal psicológicamente. Me dijo que se quería ir de ahí.

– ¿Cómo los tratan? Mis nietos están, en otras palabras, presos. Pero son tratados como niños. No los maltratan, pero no pueden brindarle la atención médica adecuada.

– ¿Las autoridades suecas se abrieron a ayudarlo? Nadie me ha contactado, ni la cancillería chilena.

– ¿Qué piensa hacer ahora? Voy a volver a Siria…

Tras cortarse la comunicación, el abuelo de los pequeños envió un comunicado a través de su cuenta de Facebook donde indicó que espera “salir de Siria con esos otros siete corazones que palpitan por una vida nueva, llena de esperanza y de amor”. Su idea es poder traer a los niños a su querida Villa Alemana.

Artistas nacionales conmovidos con historia

Patho Gálvez es conocido en el ambiente artístico chileno. Más que un músico, el abuelo de los siete niños es un gestor cultural que ha colaborado con agrupaciones nacionales en distintos escenarios de Europa. Kike Neira es uno de sus amigos y se mostró muy conmovido por el presente que vive. “Patho es una gran persona, muy noble. Él nos ayudó en una de nuestras giras y nos alojó en su casa, en Gotemburgo”, contó.

El ex vocalista de Gondwanna recordó que en el verano estuvo con él. “Me visitó en un ensayo, hablamos de música. No se veía mal. Esta parte de la historia era algo muy personal de él”, agregó.

“Le deseo mucho éxito y los mejores deseos para que los vientos soplen a su favor y pueda salir junto a sus niños. Es una persona muy valiente y entre todos debemos hacer la fuerza para que todo vaya a su favor”, recalcó.

Finalmente, Neira recordó que “está dentro de los derechos de los niños tener buena infancia. Salud, alimento, etc. Si no se lo proporcionan sus padres, los abuelos tienen ese derecho y deber. No le van a negar traer a sus nietos. Todo saldrá bien”.

Para Andrés Márquez, de Illapu, la situación es atroz. “Qué terrible lo que ha tenido que vivir. Le envío todo el amor y la fuerza del mundo para que pueda salir adelante y volver con sus niños. Debemos unirnos y enviarle todo nuestro apoyo”.

Manifestaciones en Chile y Suecia

El caso ha tenido eco tanto en Suecia como en Chile, donde familiares y amigos del abuelo “héroe” se han organizado para presionar a las autoridades a dar el paso que falta y enviar a un diplomático hasta el lugar para pedir la liberación de los niños.

El viernes, en Villa Alemana, un grupo de personas se manifestó en las afueras del Teatro Pompeya para pedirle a las autoridades de gobierno una rápida intervención y así evitar que la salud de los menores empeore, mientras que el sábado, en Gotemburgo, decenas de chilenos y suecos se reunieron en la Plaza Gustav Adolfs para manifestar el rechazo a la política llevada a cabo por la canciller Margot Wallström.

Durante la tarde del domingo, la sobrina de Patricio, Valeria González, hizo un llamado al Presidente Piñera a través de un video: “Por favor presidente ayúdenos estamos desesperados. Haga un anuncio público y díganos si está con nosotros en esta batalla”.

Durante la jornada de hoy, se llevará a cabo una nueva protesta frente a la embajada de Suecia en Chile. Luego, el presidente de la comisión de RR.EE. , el diputado Jaime Naranjo, le pedirá oficialmente al gobierno sueco delegar la acción humanitaria a Chile para evacuarlos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo