Al borde del colapso

09 de Junio de 2020/SANTIAGO Una persona que se desvaneci— y comenzo a tener problemas para respirar mientras hacia fila para comprar en un local de calle Recoleta, 200 metros de la entrada de Cl’nica Davila , es trasladado en un cami—n para ser atendido FOTO:MARIO DAVILA /AGENCIAUNO

Informe de Salud Pública de Universidad de Chile sostiene que 312 pacientes se encuentran en ventilación mecánica fuera de la UCI y la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos llega al 93% en la RM. b “La saturación de recintos hospitalarios en la RM ya es un hecho”, señaló el médico del Colmed, Cristóbal Cuadrado.


“Es entendible la preocupación de la persona”. Con estas palabras la seremi de Salud de Antofagasta, Rossana Díaz, se refirió al reclamo que plasmó en un video un hombre Covid positivo en el hospital de Calama, que denunció compartir habitación con una víctima fatal por coronavirus. Mientras la autoridad sanitaria señaló que está en curso un sumario al respecto, el director del hospital nortino dijo que se acelerará el retiro de cadáveres.

Y la situación crítica se repite en otros recintos hospitalarios. La noche del lunes la atención se volcó nuevamente al hospital San José, que atiende a la población de la zona norte de Santiago, cuando la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, alertó del colapso del recinto asistencial: “El #HospitalSanJose de la RM colapsó. La estrategia de reconvertir camas críticas llegó al máximo”, puso en Twitter.

“Las situaciones dramáticas como las de ayer (lunes), en que hubo que cerrar el ingreso de pacientes al San José por falta de ventiladores lamentablemente se van a multiplicar”, señaló el médico Cristóbal Cuadrado, integrante del Colegio Médico y académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile.

Sin embargo, ayer el Minsal en su cuenta Twitter indicó que el San José “se encuentra funcionando de forma normal, sin colapso en su servicio de urgencia y de atención a los usuarios del área norte de Santiago”.

Estudio. Y aunque de la cartera de Salud descartan el colapso, las cifras totales de saturación, publicadas en el séptimo Informe Covid-19 por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, deja ver que se camina por una delgada línea roja, en relación a la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en todo el país, especialmente en la Región Metropolitana.

“Seguimos en momentos muy críticos de la epidemia, es esperable que siga un importante número de casos y en la utilización de UCI en la semana 15 (8 al 14 de junio)”, indica el informe.

Especifica que “el requerimiento UCI llega hoy a 1.558, con signos de saturación a nivel de algunos hospitales, con pacientes que requieren UCI y están en urgencia, o ventilados fuera de las UCI”.

La Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Shochimi) informó una ocupación UCI que llega a un 86% a nivel nacional y 93% a nivel de la RM, con 312 pacientes en ventilación mecánica fuera de UCI, agrega el estudio. “Hecho que se encuentra registrado ya desde el 18 de mayo, con un incremento de 3,55 veces”, puntualiza.

Para el médico Cristóbal Cuadrado, la saturación de recintos hospitalarios en la Región Metropolitana ya es un hecho: “Estamos en una situación de saturación completa de la red en la Región Metropolitana”.

Valparaíso. El informe de la U. de Chile sugiere además “cuarentena a la brevedad” en Valparaíso ante el aumento de contagios.

“Parece de extrema urgencia frenar el importante ascenso de casos en Valparaíso, región donde además parece existir una alta letalidad y subdiagnóstico. Se sugiere cuarentena de gran parte de la población de la región a la brevedad ”, sostiene. Y termina con que “se hace imperativo, actuar muy precozmente sobre regiones como Valparaíso, Tarapacá y Biobío al menos, para que no ocurra lo que sucede en Santiago”.

Trabajadores de la Salud “dan todo pero no hay forma de aguantar”

La saturación hospitalaria conlleva también el cansancio y desgaste del personal de la salud que trabaja día y noche por salvar vidas en las urgencias del país. Pero todo tiene un límite.

“Los trabajadores de la salud están dando el todo por el todo en esta situación, pero no hay forma de aguantar esta carga asistencial si no se reducen los casos lo que requiere diagnosticar, aislar y trazar contactos”, señaló Cristóbal Cuadrado, médico y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

“Lo único que queda en estos momentos es cuidarse, respetar, porque los médicos no quieren aplausos, quieren que la gente se cuide y ellos, simplemente, ya no dan para más”, había señalado el doctor y decano de la Facultad de C. Médicas de la U. de Las Américas, Osvaldo Artaza.

Seguir leyendo