El calvario de los no videntes en el caos urbano

Autor: Luis Escares

Son muchas las personas con discapacidad visual que han visto mermada su vida cotidiana ante los hechos de vandalismo. “Hay muchos que estamos secuestrados en nuestras casas”, afirma Miguel Ulloa, de “Ciegos por la Inclusión”.


“Hay muchos de nosotros que estamos secuestrados en nuestras casas”, dice Miguel Ulloa, presidente del movimiento nacional “Ciegos por la inclusión” y director de Proyecto Ágora, el cual ayuda a las personas con discapacidad visual a sumarse al mercado laboral.

Semáforos destruidos, señaléticas en el piso arrebatadas, calles cerradas, vallas papales y otros problemas hacen que los ciegos se puedan demorar el doble de lo que se demoraban antes en un trayecto a su casa o trabajos.

Ulloa, quien trabaja en calle Huérfanos, cuenta que “no hay medios de transporte que nos traigan al centro, el mobiliario urbano está destruido, uno tiene una ruta cotidiana y ahora hay que caminar muchas más cuadras para llegar al destino sin sufrir algún accidente”.

Agrega que “el ruido de la ciudad es un peligro para nosotros, ya no están los semáforos para ayudarnos, rompieron el mobiliario urbano. Carabineros tiene todo cercado con vallas, entonces, para nosotros es difícil salir a la calle”.

En colegios especiales para ciegos, como el Santa Lucía, aseguran que los alumnos no han llegado las últimas dos semanas, lo mismo sucede en algunas empresas, y en actividades de la Corporación para Ciegos y el Proyecto Ágora, donde 1 ó 2 personas llegan a capacitarse de las 15 que diariamente se esperan.

Apoyo

“Nosotros estamos de acuerdo con todas las reivindicaciones sociales que se están haciendo, porque también nos sentimos pasados a llevar. El año pasado le pedimos al presidente Piñera tener una rebaja en el pasaje de metro y él nos respondió por medio de la ministra Hutt que no hay plata para los discapacitados. Esa soberbia y falta de empatía también nos tiene en la calle para manifestar nuestras demandas”, agregó Ulloa.

La voz de los no videntes además acusa al gobierno de estar en contra de la Ley 21.015 sobre la inclusión laboral: “Son los que menos han contratado personas con discapacidad y obligan a los privados a hacerlo”.

Desde el Senadis, la directora nacional María Ximena Rivas comenta que “lamentamos y conocemos las dificultades que las personas con discapacidad han estado viviendo los últimos días. Desde Senadis, en nuestro rol como referente técnico, en el ámbito de la inclusión de las personas con discapacidad, estamos en permanente coordinación con los organismos del Estado, para asegurar que se respeten los derechos de las personas con discapacidad en ámbitos como la accesibilidad universal”.

Agregó que “en la fase de la reconstrucción, velaremos porque sea un proceso inclusivo, que considere las necesidades de las personas que viven con distintos tipos de discapacidad”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo