¡Chatos! vecinos simulan portonazos para espantar a delincuentes

Autor: La Cuarta

A tanto ha llegado la delincuencia en su barrio, que varias familias de Quinta Normal se han organizado para la recreación de estos hechos y establecer cómo actuar frente a los delincuentes cuando pica la jaiba.


“¡Estaba bueno ya!”. Así parte relatando una vecina, que junto varias más instaló alarmas para darle cara a los delincuentes que los tienen de caseros con robos, portonazos y asaltos a plena luz del día en la calle Doctor Lucas Sierra, en Quinta Normal.

Tanto ha sido su organización que ahora son 70 familias las que se han integrado a este plan comunitario para enfrentar a los cumejas, y que ahora sumaron una nueva estrategia: los simulacros de “Portonazos”.

Gracias al apoyo de la Fundación Volemos Alto, estas recreaciones lo que buscan es saber qué es lo que deben hacer cuando pica la jaiba.

Cecilia Sierra, una de las fundadoras de la organización entre los vecinos, explica que “estamos rodeados por empresas y fábricas, no tenemos seguridad de nada, por eso decidimos agruparnos para ver qué podíamos hacer. Hubo robos, asaltos, portonazos, incluso asaltos con intento de secuestro, y como la muni no hace nada y la junta de vecinos tampoco, nos unimos para protegernos de la delincuencia”.

Delincuencia

Frente al simulacro agrega que “fue una experiencia enriquecedora, participé y vivir eso es adrenalínico y ver cómo actuaríamos en esa situación. Queremos que los ladrones vean que estamos organizados y no será tan fácil. Somos un grupo de vecinos que estamos preparados para defendernos, está bueno ya, nosotros encerrados con protecciones y rejas en nuestras casas y los ladrones en libertad”.

Fabiola Julio, otra de las vecinas, cuenta que “somos una parte súper relegada de Quinta Normal, estamos justo donde parte Santiago. Tampoco la idea es tomarse la justicia en las manos y poner en riesgo nuestra integridad, pero sí metiendo ruido se puede hacer algo (…) ahora queremos sacar personalidad jurídica para postular a proyectos”.

Finalmente, Felipe Mora, director ejecutivo de Fundación Volemos Alto, quien los ha guiado en algunos aspectos, indica que “determinamos que a los vecinos les faltan herramientas disuasivas del delito, dentro de esto tenemos el portonazo móvil, que es una actividad educativa en donde los vecinos presencian la recreación del portonazo y determinan las oportunidades de mejora, cómo debiesen o no comportarse, así las alarmas y las cámaras pueden ser bien usadas”.

Seguir leyendo