Chilenos se unieron al «baile de los que sobran»

El llamado a movilizarse en el Paro Nacional de ayer copó las calles de las capitales regionales. Ahí alzaron la voz demandando soluciones al Estado bajo el lema #LaMarchaMasGrandeDeChile. Al son del tema de “Los prisioneros”, la marcha llegó a más de un millón y medio de almas.


El estallido social que desde la semana pasada se vive en Chile congregó ayer a una masiva marcha en todas las capitales regionales del país, siendo Santiago la ciudad que concentró la mayor cantidad de personas.

De acuerdo a cifras oficiales entregada por la Intendencia Metropolitana, en una primera instancia se cifró en 750 mil almas en un comienzo, número que aumentó con el correr de las horas a más de un millón de manifestantes en una jornada pacífica y con muchas banderas, sin colores de los partidos políticos. “Es la marcha más grande la historia reciente del país”, señaló la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar.

No obstante, de manera extraoficial se cifró entre un millón y medio y dos millones de almas – sin contar las regiones que también salieron a marchar – por lo que fue considerada como la más masiva en la historia de la nación, cuya organización se llevó a cabo en redes sociales bajo el hashtag #LaMarchaMasGrandeDeChile.

De hecho, el Metro de Santiago tuvo que cerrar a las 15.00 hrs las estaciones aledañas a Baquedano a raíz del mar de gente que llegó a esa hora y comenzó a concentrarse en ese lugar. Luego se extendió varias cuadras por la Alameda, avenida Providencia, Vicuña Mackenna, Parque Forestal y Bustamante. En definitiva, los manifestantes coparon las calles hasta Tobalaba con Providencia: 6,4 kilómetros hasta Plaza Italia.

El Baile de los que Sobran

No había escenario, vocero ni rostro en la manifestación, sólo un mar de gente que se levantó en una voz para exigir el fin a la desigualdad, mejoras sustanciales a nivel social, congelamiento de las alzas y parar con los privilegios de los gobernantes. En varias oportunidades la gente entonó la canción de Los Prisioneros “El Baile de los que Sobran”, que se convirtió en un himno de la marcha.

Tanto las fuerzas policiales como militares que durante los últimos días dispersaron a las multitudes que se manifestaban en Plaza Baquedano fueron testigos presenciales del hecho. Eso sí, en esta oportunidad, no se les vio ni la punta de sus armas, a excepción de algunos casos en Parque Bustamante, donde se usó bastante gas lacrimógeno.

Los desmanes tampoco estuvieron invitados a la reunión cívica que se caracterizó por la tranquilidad y la presencia de la familia, salvo algunos incidentes tras el cierre.

“Micro del pueblo” dijo presente

No hubo alma que quisiera restarse de la marcha más grande de Chile. En medio del mar de gente que desfiló por la Alameda, apareció el legendario bus del recorrido 210,  de buses Red, también conocida como la “micro del pueblo” por el extenso recorrido que hace desde Estación Central a Puente Alto.

Durante su recorrido por la marcha, la gente se subió al bus, echó la talla y exigió al Estado soluciones a sus demandas.

Expresidente de Metro se autotroleó: “Cabros, esto no prendió”

Cuando las evasiones al Metro llevadas a cabo por estudiante secundarios cumplían su tercer día, el expresidente de Metro, Clemente Pérez, llamó en una entrevista a un canal de televisión a que los jóvenes desistieran de manifestarse: “Cabros, esto no prendió”.

La histórica frase, fue destacada en muchos carteles y consignas que se lucieron en la manifestación. Claro que hubo una que le llegó mucho más a Pérez: un cartel que alzó su hija en la marcha.

“Mi hija en la marcha hoy me manda esta foto. Que buena”, escribió en Twitter el exdirector del tren metropolitano.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo