Conoce los cuidados que debes tener ante la ola de calor

Autor: La Cuarta

De Coquimbo hasta Biobío se esperan temperaturas brígidas, bordeando los 40°.


Para nadie es sorpresa que los últimos días han estado calurosos ¿cierto? Bueno, las altas temperaturas nos seguirán acompañando según meteorología. Por lo que hay que empezar a tomar medidas para cuidarse. Ni hablar de tatas y broca cochis, que son especialmente sensibles a estas situaciones.

«Uno de los riesgos es sufrir deshidratación, daño en la piel o problemas más graves, como la hipertermia», sapeó la directora de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad del Pacífico, Patricia Fernández.

Esta mencionada hipertermia, según aclara la enfermera pediátrica, es un aumento de temperatura corporal por sobre los 40 grados que provoca que el cuerpo no funcione como corresponde.

¿Cuáles son los síntomas? «Dolor de cabeza, sensación de boca seca, náuseas, vómitos, mareos, calambres musculares generalizados, obnubilación y, en algunos casos, pérdida de conciencia», soltó la profesional ¡Cuático!

Por lo mismo, una buena hidratación es clave. La especialista precisa que los niños pequeños necesitan 2 a 3 veces más agua que un adulto, es decir, del 10 al 15% de su peso corporal, frente al adulto que solo necesitaría del 2 al 4%. «Los niños, y en especial los que empiezan a caminar, tienen un mayor riesgo de deshidratación que los adultos, incluso mortal. Y como ellos no pueden hablar, se sugiere aumentar sí o sí la ingesta de líquido», dice categórica.

En el caso de las guaguas de 6 meses o menos, el asunto se hace aumentando la frecuencia del amamantamiento y no mediante el consumo de agua. Ojo ahí.

Acá les dejamos una precauciones para evitar los problemas que ya les contamos:

– Tomar agua incluso sin tener sed, ya que esta última aparece cuando estamos deshidratados.

– Comer cosas frescas, especialmente frutas y verduras verdes.

– Andar con ropa suelta de colores claros. «En el caso de los niños, en épocas de calor hay que decirles a las mamás que no los tapen con mantitas cuando los amamantan, ya que el contacto con la piel ya les provee de calor suficiente», sapea Fernández.

– Nada de andar poniéndole ropa a los menores de 1 año en las horas de más calor. Pañal y chao.

– Echarse caleta de bloqueador solar, aunque esté nublado, ya que los rayos UV pasan igual y dañan la piel.

– Evitar salir de la casa entre las 12:00 y las 18:00. Si salen, pónganse jockey o sombreros y lentes con filtro UV.

Seguir leyendo