Julio Isamit: de dirigente pingüino al cabro chico del renovado equipo

28.10.19 CAMBIO DE GABINETE EN LA MONEDA

El nuevo jefe de la cartera de Bienes Nacionales, se convirtió a los 30 años en uno de los ministros más jóvenes de la historia. Fue presidente del Instituto Nacional en 2006 y en las redes sociales ayer recordaron sus polémicos tuits en contra del matrimonio gay, en 2011.


Con 30 años Julio Isamit (UDI) se convirtió en uno de los ministro de Estado más jóvenes de la historia reciente de nuestro país.

El abogado graduado de la Universidad Católica, que llegó a liderar la cartera de Bienes Nacionales en reemplazo de Felipe Ward, se transformó en uno de los nombramientos que causaron más sorpresa ayer en La Moneda.

Isamit se desempeñaba actualmente como jefe de Gabinete de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), pero se hizo conocido en 2006 en el marco de la “Revolución Pingüina”. En ese tiempo ejercía el cargo de presidente del centro de alumnos del Instituto Nacional, pero por su postura política era considerado “disidente” dentro del movimiento.

“Éramos los únicos dos pingüinos de derecha, y aquí estamos trabajando por el Presidente Piñera. Él es capaz y profesional”, dijo otro dirigente de la época: Maximiliano Mellado, del centro de alumnos del liceo Barros Borgoño.

Nacido en San Bernardo, sus padres tienen una ferretería en esa comuna. Isamit siguió vinculado a la política tras su egreso del colegio, trabajando como coordinador del movimiento Republicano. Además, participó activamente en la campaña presidencial de Sebastián Piñera, integrando su comité político.

Twitter

Tras su nombramiento, ayer en redes sociales recordaron sus polémicos tuits en contra del matrimonio igualitari, en mayo de 2011.

“Me siento absolutamente estafado: yo no voté para financiar a ministros q promueven matrimonios gay. Que se vaya Cruz Coke”, tuiteó el 26 de mayo de ese año.

Al respecto, Mellado señaló que “la clave en la vida es la tolerancia. Julio es una persona conservadora y lo ha dicho públicamente. Más que centrarnos en lo que pueda haber dicho o haber expuesto hace 10 años, cuando éramos relativamente niños, no se condice con el trabajo que ha hecho y la preparación que hoy tiene y con el empeño que le ha puesto en el trabajo que tuvo antes de ser nombrado ministro”.

Para el líder del Movilh, Rolando Jiménez, “eso efectivamente lo dijo y lo cree. Así que él tendrá que explicar por qué alguien tan violentamente intolerante podría hacer un aporte cuando más se requiere diálogo”.

El diputado Luciano Cruz Coke, la otra parte involucrada en ese posteo, dijo a CNN que “no siento que esto lo inhabilite para ser ministro de Bienes Nacionales”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo