Mala volada: edificios envían advertencias a vecinos que fuman marihuana

Autor: La Cuarta

Tras una carta que se viralizó, muchos contaron sus experiencias. Edificios en los que se quejan por el olor de la cannabis. Acá algunas recomendaciones.


Todo parece haber comenzado el pasado lunes, cuando la escritora Alejandra Costamagna subió en Twitter la famosa “Circular Marihuana”.

Se trataba de una carta, firmada por la administración de su condominio, en la que reclamaban por el olor que se sentían en algunas torres cuando algún residente decidía que era hora de sacarse uno.

En la carta, instan “a tomar las medidas necesarias para mitigar esos olores”, si no, “la Administración junto al Comité de Administración tomarán contacto con las autoridades pertinentes para solicitar una revisión a las torres donde persista esta situación”. La voladita…

En esa misma publicación, aparecieron diversas opiniones e incluso experiencias idénticas al respecto.

Pero en conversación con Lun, Daniel Rozas, jefe de comunidades en Hapital, empresa dedicada a la administración de edificios, fue clarísimo:

“En todos los edificios siempre hay residentes que fuman, como administración no puedes prohibir que lo hagan dentro de sus casas, aunque el olor pueda ser molesto”.

Y luego insistió: “La marihuana es un olor transitorio: uno puede sugerir, pero no prohibir”.

¡Punto a favor de los volados!… Ahora, eso sí, hay algunas recomendaciones para ser un poquitito más empático con los vecinos que no lo toleran.

Neutralizadores de olor

Simón Espinosa es un ejemplo de vecino “consciente”. Porque de que es volao’, lo es. Pero buscando no molestar a nadie, recurre a neutralizadores de olor y trata de fumar en espacios públicos.

Los neutralizadores los vende en su propia tienda, ya que es administrador de “Quema Smokeshop”. Y según habló con LUN, cuando fuma afuera, “me preocupo de estar lejos de familias o niños y siempre con una actitud muy consciente de que a alguien le puede molestar”.

Sobre la pega que hacen los neutralizadores, explicó que “son para cannabis, para neutralizar ese olor, con un perfil químico particular”. También ofrece velas y filtros de humo.

¿La policía puede hacer algo?

Evidentemente, ojalá nunca llegar a ese caso. Hay que evitar los roces, cabros. Pero en la charla con LUN la investigadora del Centro de Estudio de Cannabis, Catalina Delgado, entregó algunas claves.

“La ley 20.000 reconoce sanciones para las drogas, pero el consumo sólo lo sanciona si es en la vía pública, en lugares protegidos o en forma privada, pero concertada”, explicó.

Eso sí, aclaró: “La ley no castiga el consumo en casa, pero tampoco te garantiza que lo puedas hacer al margen de una publicación”.

Seguir leyendo