Encuentran tumba de Ítalo Nolli y organizan tour para visitarla

Autor: Hernán Claro

Agrupación Paranormal Chile incorporó a su visita el desconocido nicho del pistolero que asesinó a dos detectives, y que fue enterrado en completo hermetismo.


Hace siete años cayó abatido en pleno centro de Santiago, Ítalo Nolli. Llenó todas las páginas rojas, luego de una intensa persecución policial por varias comunas que bañó de sangre a la capital, pues el pistolero asesinó a sangre fría a dos funcionarios de la PDI.

La historia de este empresario dedicado a la venta y compra de metales es recordada hasta el día de hoy, ya que su vida estuvo marcada por un halo de misterio, que se extendió hasta su misma muerte, tomando en cuenta que su entierro se concretó bajo un completo hermetismo, debido a que sólo su círculo familiar más cercano participó de la ceremonia.

Sin embargo, hoy el paradero de su tumba dejó de ser un misterio, luego de que algunos curiosos la encontraran y se organizaran para visitar los restos de Nolli.

La agrupación Paranormal Chile fue una de ellas. Su creador, Andrés Deramond, montó tours en el Cementerio Católico explicando al visitante el oscuro día en que el “pistolero” se hizo conocido en todo el país.

“Fue bien especial ese momento, incluso llevé algunos familiares de Nolli hasta allá. Ni ellos sabían dónde descansaba el cuerpo”, comentó Deramond.

italo-nolli-700-525

El grupo de Facebook, que actualmente componen 66 mil personas, viene recorriendo los principales lugares espirituales del país, para documentar la presencia de entidades que van más allá de la metafísica.

“La gente llega a mi grupo por diferentes motivaciones, algunos buscan asustarse, otros conocer más de la historia. La idea nació para dar una pincelada real de lo que sucedió en cada caso”, aportó Andrés Deramond.

Además de encontrar la tumba de Ítalo Nolli, los creadores del colectivo se han paseado por otros lugares de alta manifestación paranormal en Chile, de los cuales poco se conoce.

Un ejemplo es el condominio abandonado de Sauzal, en Machalí, Región de O’Higgins. Se trata de un grupo de casas, que pertenecieron a los trabajadores de una central eléctrica emplazada en la zona hace varias décadas atrás.

Según Paranormal Chile, debido a la soledad del sector, se ha vuelto un lugar propicio para la invocación de presencias. Acompañados por una médium local, visitaron el sitio y descubrieron numerosos rayados en las paredes, que sugieren la invocación al demonio.

Finalmente, el grupo se prepara para hacer, por segunda vez, una convención de fanáticos del mundo esotérico y sobrenatural. El evento se hará en agosto y promete tocar el episodio de Nolli.

Energías

El historiador e investigador paranormal, Fernando Navarro, ha estado en varias ocasiones en el Cementerio Católico, midiendo los pulsos electromagnéticos del lugar donde descansan los restos del ex empresario.

“Un cementerio, cualquiera que sea, siempre tendrá actividad paranormal o energía residual que será captada por mi herramienta de análisis”, comentó Navarro.

carta-nolli-700-525

Pero según el experto, aquí sólo existe fervor popular, que alimenta la leyenda. “Cuando apliqué mi medidor a la tumba en cuestión, no recibí ninguna alteración del campo electromagnético”, agregó.

De todas maneras, cree que “lo que sí podría ocurrir con el paso del tiempo es que sean los mismos visitantes quienes carguen de energía el lugar. La gente va y le pide cosas, lo que deja cierta carga que podría derivar en una manifestación espiritual más adelante”.

nolli-recuadro-700-525

La violenta jornada en que murió a manos de la PDI

Una fiscalización de rutina en el barrio industrial de San Bernardo, fue la mecha que encendió la desquiciada reacción de Ítalo Nolli, quien asesinó a dos policías de la PDI.

El incidente ocurrió al mediodía del 23 de marzo de 2011, cuando los efectivos policiales, Karim Gallardo, inspectora, y Marcelo Morales, subcomisario, detuvieron la camioneta que conducía Nolli junto a su esposa, el que era acompañado por un segundo vehículo de carga.

El ex militar y experto en armas, estaba involucrado en el robo de cables de cobre, por lo que en una desquiciada reacción, percutó una serie de disparos con su Glock nueve milímetros acondicionada para ráfagas, terminando en el mismo lugar con la vida de los policías.

El hombre emprendió la huida, desatando una frenética persecución. En principio fue interceptado por un cordón de contención, que sobrepasó efectuando varios disparos. Media hora más tarde, en San Pablo con Cumming, se enfrentó de nuevo ante la PDI. Esta vez sería su final, falleciendo acribillado en su vehículo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo