Expertos en salud le ponen un rojo al regreso a clases

Especialistas en el bicho creen que está complejo volver al cole este año y que de hacerlo debe ser con estrictas medidas y por grupos, unos presenciales y otros on line, para evitar aglomeración.


Hace un par de días el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, hizo un llamado a volver a clases presenciales de manera segura, para evitar una “catástrofe generacional”.

En nuestro país, la pandemia aún está lejos de dejarnos tranquilos, por lo que una serie de expertos en salud analizaron qué tan cerca está esa opción.

En general la mayoría recalca que en caso de hacerlo se deberán tomar medidas de cuidado extremas y otros incluso le pone nota roja al regreso.

Así al menos lo piensa Alejandro Velásquez, pediatra infectólogo de Clínica Indisa, quien señaló a La Cuarta que “el hecho de que los alumnos tengan que desplazarse en el Metro, con sus papás, o a través de micros, hace técnicamente impracticable el poder hacer que los niños vuelvan, porque eso va a aumentar la tasa de contacto de personas”.

Sobre la misma explica que “las recomendaciones a nivel mundial es que el regreso a clases tiene que ser con distanciamiento social y eso en las salas de clases es impracticable, especialmente en el sector público, porque si hiciéramos ese distanciamiento adecuado, entrarían con suerte 10 niños”.

Velásquez es tajante y a su juicio el año debería terminar de manera virtual. “Yo sé que para los papás y los niños es una alteración muy significativa y además afecta evidentemente la salud mental, pero acá ya no se hizo la prevención que se debiera haber hecho, por lo que simplemente hay que asumir los costos”, indica.

Medidas

Claudio Castillo, académico del Magíster de Salud Pública Facimed Usach, indica que “hoy es apresurado decir no se va a volver en todo el año a clases, porque hay que ver cómo va evolucionando en los distintos lugares. Lo que sí está claro, y considerando la experiencia de otros países es que se va a volver de una manera distinta”.

Castillo cree que hay que pensar en una “bimodalidad”, es decir, volver con un grupo presencial y otro en línea para poder evitar que se aglomeren al interior de las salas.

“Lo ideal es que hubiera una enfermera que pudiese generar un plan sanitario para cada establecimiento, validando medidas como toma de temperatura al ingreso, ventilación natural de las salas, limpieza y sanitización de aulas y superficies, mantención de la distancia, el uso de mascarilla en mayores de 6 años, incluso de escudo facial en el caso de los profesores”, señaló.

Claudio Méndez. Director del Instituto de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la U. Austral, cree que es importante que las comunidades educativas que regresen, conozcan los indicadores que expliquen claramente en qué circunstancias se puede echar pie atrás a la medida.

“Lo importante será que en este protocolo se establezca claramente cuáles van a ser las condiciones para que inmediatamente, ante un evento, se suspendan las clases, y retome la distancia. O incluso, se tomen las medidas de algunas municipalidades que suspendieron las clases presenciales por el resto de año”, recalca.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo