La glamorosa evolución de la mascarilla a seis meses de ser obligatorias

Autor: LaCuarta.com

Este importante insumo para protegerse del bicho ha tenido varios cambios. Desde sus variaciones en el precio hasta el toque de glamour en sus diseños. ¿Los favoritos? Ídolos de la música y los equipos de fútbol.


¿Recuerda los tiempos en que no era obligación usar mascarilla? Pues bien, ayer se cumplieron nada menos que seis meses que su uso se hizo obligatorio por ley. Hoy, claro está, ya forma parte del paisaje, un insumo de protección fundamental para la lucha contra el bicho.

El paso de los meses y el aumento de los casos positivos en el país provocaron un crecimiento en la demanda de este producto, y era que no, también en el precio.

La locura por comprarlos hizo que algunos las vendieran en hasta 40 mil pesos la caja de 50. Y ojo, hasta eran de papel y apenas quería hacer el nudo ¡paff!, se cortaban.

En las principales cadenas de farmacias, el precio por el pack de tres mascarillas desechables planas iba desde los 3 mil a los 5 mil pesos. Ni hablar de las con tres pliegues o filtros. El valor de referencia por éstas ascendió fácil a las cuatro lucas por unidad.

Cosa muy distinta comparado con estos días, que el precio de las mascarillas bajó considerablemente. Incluso, en algunos comercios hasta las regalan.

Uno de los factores que propició la caída en el costo fue la reinvención de algunas industrias y el surgimiento de muchos emprendedores. Esto, debido a la crisis económica alborotada por el coronavirus.

Fue el caso de Caffarena, que pasó de confeccionar ropa interior y otros artículos a producir casi 30 mil mascarillas diarias. “Nos pusimos este desafío de reinventarnos porque la compañía lleva 100 años en Chile, produciendo diferentes productos, y hoy día nos pusimos el desafío de cambiar”, afirmó Patricio Riquelme, gerente de marketing de la compañía.

Mascarilla fashion

Por culpa del bicho, una gran cantidad de compatriotas cayeron en desgracia y perdieron sus pegas. Pero como el chileno no es para nada de quedado, muchos se las ingeniaron y comenzaron a elaborar tapabocas, nasobucos, bozales, barbijos, o como quiera llamarlos, para ganar lucas y sobrevivir hasta fin de mes.

Así fue como tijera en mano comenzaron a comprar géneros con diferentes diseños para darle un toque de glamour al implemento.

Ahora, también las mascarillas hechas a medida están ganando popularidad, donde los clientes piden diseños con sus propios carachos impresos, de su equipo favorito, cantantes, monos animados, etc.

Esta oportunidad de negocio fue la que atrapó Marlene Salgado de Estación Central. Esta emprendedora, que es apoyada por Fosis, creó la empresa Huenu Kids (@huenukis en Facebook e Instagram), que elabora mascarillas con un sinfín de diseños para todos los gustos.

“Desde que empezó la crisis sanitaria tuve la convicción de que podía aportar, dado que estaban escaseando las mascarillas, sobre todo pensando en las personas que salen a comprar o andan en transporte público”, cuenta.

“Quisimos darle una vuelta y hacer de la mascarilla objetos de diseño, con todo tipo de telas, con telas de planetas, dibujos animados, flores, etc.”, agregó feliz la señora Marlene.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo