“Ha sido una pesadilla”: Nicolás Zepeda se quiebra ante el juez al hablar sobre Narumi Kurosaki

Luego de un largo silencio, el joven chileno imputado por homicidio compartió sus primeras declaraciones.

Este martes comenzó el juicio contra el chileno Nicolás Zepeda, principal y único sospechoso de la desaparición y crimen de su expareja, Narumi Kurosaki, joven japonesa que fue vista por última vez en diciembre de 2016 en Besanzón, Francia.

Cabe recordar que el joven de 31 años fue extraditado en 2020 para ser juzgado por la justicia francesa y enfrentará cargos por homicidio doloso con premeditación.

En 2018, el sospechoso negó ante la justicia francesa y también en Chile estar implicado en el presunto asesinato, pero reconoció que estuvo con Kurosaki la noche en que ésta desapareció.

En la instancia, Zepeda se quebró ante el juez y afirmó que desde “hace cinco años tengo a Narumi en pensamientos”.

Según detalló el periodista Roberto Cox, quien se encuentra en esta ciudad francesa para seguir el juicio, Nicolás compartió las siguiente palabras:

“Muchas gracias por permitirme dirigirme a ustedes, gracias por la oportunidad de responder a una horrible acusación, una acusación monstruosa”, dijo.

“Yo no maté a nadie”

Además, el joven manifestó que “hace cinco años que Narumi desapareció y desde entonces ha sido una pesadilla. Hace cinco años que tengo a Narumi en mis pensamientos y la inmensa pena de su familia”.

Entre lágrimas, lamentó “la inmensa pena de su familia, de su mamá. No hay día que pase en que no los tenga presente. Quiero decir que yo no maté a nadie, niego con todas mis fuerzas los cargos de los que se me acusa y espero que este juicio traiga verdad, la verdad que necesitamos para encontrarla”.

COMPARTIR NOTA