La historia de la mujer de 83 años que venció al coronavirus

Autor: Diego López

Un diagnóstico erróneo de gastroenteritis y seis días de hospitalización por Covid-19 tuvo que superar Georgina Zamorano Sossa para poder regresar a casa y contar que venció al bicharraco. “Con esto quiero demostrarle a la gente que hay que tener fe, que se puede salir de esta”, señaló.


“Yo pensé que no iba a salir más de ahí, porque como todos dicen que la tercera edad es la más difícil, y si es difícil, pero hay que ponerle empeño”. Con esas palabras Georgina Zamorano Sossa resumió cómo se sintió tras recibir el alta médica en el Hospital El Carmen, luego de superar milagrosamente 6 días internada por el contagio de coronavirus.

La vecina de Maipú tiene 83 años, por lo que pertenece al grupo de máximo riesgo en esta pandemia. Pero eso no es todo, ya que desde el 2014 la mujer luchó contra dos infartos, una septicemia y dos tipos de cáncer, a la vejiga y el útero, padecimientos de los que aún tiene algunas secuelas y que la ponen en mayor peligro ante un contagio.

Según relató uno de sus nietos, Esteban Monasterio, los síntomas aparecieron el martes de la semana pasada, y al contrario de lo que uno espera para un paciente de su edad, tuvieron que darse una vuelta larga para dar con el diagnóstico del virus.

“La quisimos llevar al hospital y nos dijeron que no podía entrar, porque se podía contagiar, así que la tuvimos que llevar a un consultorio, donde le hicieron un diagnóstico que no sabíamos si era certero, que era una gastroenteritis, así que la devolvieron a la casa y le dijeron que tomara resguardos”, comentó Esteban.

“Estuvimos dos días más y ella se sentía muy mal. Tuvo fiebre, mareos e incluso perdió el conocimiento, y ahí la llevamos de inmediato al hospital, eso el jueves. Nos dijeron que tenía una infección urinaria. Fue al otro día recién que me llamaron para confirmar que estaba contagiada de coronavirus”, agregó el nieto.

No sabe como se pegó el coronavirus

Las siguientes 24 horas fueron de terror para la familia. No tenían mayor información y sus antecedentes médicos les hacían pensar lo peor. Sin embargo, al final del día un llamado del personal médico les devolvió el alma al cuerpo, señalando que sus signos vitales estaban estables y que no tendría que usar ventilador artificial, una señal positiva para un adulto mayor.

En cuanto a su contagio, la familia no tiene certezas de cómo fue que se pegó el virus. Ella fue la primera, y hasta ahora la única con síntomas, y desde que se confirmó el caso todos los que comparten con ella habitualmente se encuentran en aislamiento, y bajo constante vigilancia de las autoridades de salud.

“Hasta el momento está bien. Nos dijeron que el sistema inmune de ella resistió al coronavirus (…) los doctores no se explican cómo una persona de su edad superó esto sin respirador artificial”, afirmó su nieto.

Por ahora, Georgina deberá cumplir con una estricta cuarentena de 15 días, además de un encierro permanente mientras dure esta emergencia sanitaria.

“Yo le doy las gracias a las enfermeras que me ayudaron y me apoyaron para darme valor y seguir adelante. Y con esto quiero demostrarle a la gente que hay que tener fe, porque se puede salir de esto”, cerró Zamorano.

#Tags


Seguir leyendo