Infierno en París: Incendio arrasó con catedral de Notre Dam

Autor: Seigi Miranda

Abogado chileno Alfredo Morgado vivió momentos de angustia y terror mientras turisteaba y el chef francés de la tele radicado en nuestro país, Yann Ives, lloró al conocer la noticia.


Un paseo por el río Sena, París, prometía ser el broche de oro para las vacaciones de ensueño que el abogado chileno Alfredo Morgado, y su familia disfrutan en el viejo continente.

En cambio, sufrieron momentos de angustia y terror cuando unos minutos después de abordar el turístico barco se desató el voraz incendio que afectó a la emblemática catedral de Notre Dame.

Eran pasadas las 19.00 horas cuando todas las miradas se dirigían a la isla del río que cruza la capital parisina y la ciudad El Havre. El humo creció hasta transformarse en una nube negra y las llamas asomaron ante la incredulidad de turistas y locales.

“El sábado recién pasado estuvimos en la catedral, esto es un desastre”, señaló a La Cuarta el abogado.

Agregó que los hicieron devolverse y se desató la locura y la desesperación de los parisinos, que observaban desde los puentes cómo ardía parte de sus vidas. “Hay mucha preocupación, se escuchan las sirenas de carros de bomberos, de la policía y el constante volar de los helicópteros”.

El daño

La catedral de Notre Dame alberga el origen de París, “allí donde está la construcción, nació la ciudad”, explicó a La Cuarta Cristián León, doctor en Historia y Arte Sacro, con especialización en el período gótico.

Agregó que el rey Luis VII, quien la mandó a erigir en 1163, quería que fuera la más grande de Francia. “No lo fue, pero sí es la más importante porque marca el paso de la época medieval con su estilo gótico primitivo al gótico clásico (época del ornamento)”.

El doctor explicó que fue impactante ver caer en vivo la aguja o Flecha del Crucero, obra del arquitecto Eugène Viollet-le-Duc a mediados del siglo XIX, pero “el gran daño o el que puede ser irreparable es el colapso de la bóvedas, pues albergan un tesoro patrimonial del siglo XII”.

El experto reveló que la catedral, que recibe 13 millones de visitantes al año, está en reparaciones y hace sólo unos días sacaron 16 estatuas de bronce que estaban ubicadas en la torre principal de la construcción.

Yann Yvin: “Cuando me enteré, no paré de llorar”

El chef con raíces francesas comentó lo que sintió al ver arder la emblemática catedral parisina.

“Estaba justo dando una entrevista cuando me enteré de la noticia. No paré de llorar de la emoción. No podía hacer la entrevista por tanto dolor y lágrimas”, dijo.

“No es sólo un dolor de los franceses, es patrimonio del mundo y no sólo de Francia. Pertenece a cada una de las personas que la ha visitado, los que se han hecho una selfie. Estoy sin palabras. Víctor Hugo se inspiró en ella para crear a Quasimodo. Es una pérdida enorme”, comentó.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo