«Me sacó dos dientes delanteros»: Los testimonios que acusan a Cheyre de torturas

Autor: Natalia Palma

El excomandante en Jefe del Ejército fue procesado en calidad de autor de aplicación de tormentos contra 24 presos políticos durante la dictadura.

Este jueves se conoció que el excomandante en Jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, fue procesado junto a otros tres oficiales en retiro en calidad de autor por el delito de aplicación de tormentos a 24 presos políticos en el Regimiento Arica, durante la dictadura.

El caso que está a cargo del ministro en visita de la Corte de Apelaciones de La Serena, Vicente Hormazábal Abarzúa, da cuenta de las violaciones de los derechos humanos a las que fueron sometidas las víctimas entre el 11 de septiembre y 25 de noviembre de 1973.

De acuerdo al documento publicado por Poder Judicial establece que «la mayoría de estos detenidos se les sometió a sesiones colectivas e individuales de tortura, las que, en general, consistían en golpes en el cuerpo mediante culatazos, manos, pies, electricidad en determinadas partes del cuerpo, sumergir la cabeza en agua, en tambores y en una piscina, simulacros de fusilamiento».

Por otra parte, una serie de testimonios en la causa apuntan la participación del general del «nunca más» en la aplicación de torturas contra los 24 denunciantes.

Caravana de la Muerte: notifican a Cheyre de nueva causa en su contra por torturas

Uno de ellos es la de Nibaldo Pastén Vega, quien menciona al excomandante como uno de los efectivos que lo golpeó. «Veníamos atados de las manos desde Ovalle , pero al llegar al Regimiento nos desataron. En ese momento una persona pregunta por mí (…) recibo un golpe con su arma en la boca, un culatazo (…) debido al golpe quedé sangrando de los dientes, pues me sacó dos dientes delanteros, pero tenía que seguir parado. Supe posteriormente que esa persona que me pegó el culatazo era Cheyre», relata.

«Reconozco una voz, era la de Cheyre con quien había conversado el día anterior, él me dijo que me hincara, me dijo “híncate”, y me doy cuenta que me apuntan con un arma en la cabeza, sentí que la arena del piso estaba húmeda, me imaginé que era sangre de mis amigos, simularon en ese momento una ejecución (…) me amarraron las manos a la espalda y me pusieron colgando de algo parecido a una viga, quedando suspendido en el aire con las manos en la espalda», cuenta otra de las víctimas, Luis Ravanal Martínez.

Tras ser notificado del procesamiento, Juan Emilio Cheyre será ingresado al Regimiento de Policía Militar N° 1 de Santiago, donde permanecerá detenido.

Seguir leyendo