“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam

“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam
“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam

El vuelo LA800 con destino final a Santiago sufrió un desperfecto que hizo que el avión cayera en picada durante unos segundos. Este es el relato de algunos pasajeros.

Algunos pasajeros pensaron que iban a morir. Y es que el vuelo LA800 de Latam Airlines que despegó de Sídney, Australia, con rumbo a Santiago de Chile tuvo un “desperfecto técnico” que provocó que la nave descendiera de forma abrupta del aire.

El viaje tenía programado pasar por Auckland, en Nueva Zelanda, para después despegar hacia la capital chilena, pero en ese tramo sucedió lo impensado: la nave comenzó a caer, provocando que los pasajeros volaran de sus asientos y chocaran entre ellos y con el techo del avión.

Este fue el relato de alguno de ellos.

“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam
“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam

Cómo fue el momento en que el vuelo LA800 descendió abruptamente

Algunos pasajeros del vuelo LA800 pudieron hablar con la BBC y contarles cómo fue su experiencia en el incidente.

“Por una fracción de segundo pensé ‘ya está’. La gente gritaba y lloraba. Era un caos”, contó Brian Jokat al medio.

Según su relato, por los golpes de las personas que “volaron” de sus asientos, incluso se llegaron a romper algunos paneles del techo de la nave. Además, otros testigos aseguraron que hubo personas con huesos rotos y lesiones considerables en la cabeza y el cuello.

“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam
“La gente gritaba y lloraba”: los desesperantes momentos que vivieron los pasajeros del vuelo LA800 de Latam

“Salía sangre de la cabeza de varias personas”.

Otra pasajera, quien conversó con Radio New Zealand, corroboró el relato y aseguró que ”la gente volaba de un lado a otro” dejando rastros de su sangre en el techo.

El total de heridos por el desperfecto del Boeing 787 Dreamliner fueron 50 personas. 12 de ellas tuvieron que ser trasladadas a un hospital en Auckland y uno estaría en estado grave.

Pero Jokat aseguró que recién cuando el avión aterrizó, el capitán hizo un anuncio. “Dijo que había perdido la instrumentación brevemente y que había vuelto de repente. Sé que se sintió muy mal por todos”.

“Ninguno de los pasajeros supo lo que había pasado hasta después del vuelo, yo sólo intentaba mantener la calma. Nunca oímos ningún anuncio del capitán”, agregó otro pasajero.

Además, contó que muchos se habían ensuciado la ropa con lo que podía ser “sangre” o “vino tinto”.

Después, Latam lamentó el hecho y “las molestias que esta situación haya podido causar a sus pasajeros”. Aseguró que fue “un asunto técnico durante el vuelo que causó un fuerte movimiento”.

COMPARTIR NOTA