La oscura vida detrás del administrador de Nido.org y la funa de la joven con la que él se obsesionó

Lamuel Donoso, quien se suicidó lanzándose a las vías del metro, tenía un oscuro historial de relaciones abusivas con menores de edad y era conocido en foros de internet. Una joven contó los detalles de su tormentosa relación con él.


Aunque recién este miércoles fue confirmada la identidad del principal sospechoso tras del controvertido sitio “Nido.org”, Lamuel Donoso, los oscuros detalles de su vida ya eran bastante conocidos en internet. 

Una vida marcada por su relación frustrada con las mujeres, a quienes “idealizaba” tras un trauma con su madre biológica. Según algunos cibernautas que lo conocieron a fondo, Lamuel solía contar cosas en foros que frecuentaba tras el velo negro del anonimato.

Le gustaba alardear sobre sus relaciones con menores de edad. Algunas eran niñas de 13 años. De estos constantes alardeos, se había creado una pequeña fama de hombre despreciable y acosador que solía persuadir a menores vírgenes, inexpertas.

Tanto así, que su vida se transformó en una especie de “farándula” virtual.

 

“No se sabe con exactitud con cuantas mujeres estuvo, pero sí se sabe que la gran mayoría no sobrepasaban los 16 años”, cuenta uno de los usuarios bajo el apodo de “Choroy”, un nickname que solían utilizar todos los miembros del sitio.

También parecía tener un sinfín de complejos ligados a su físico, sus fallidas relaciones sentimentales con las mujeres (a las que amaba y odiaba con la mista intensidad). Incluso su situación socioeconómica.

“A Samuel le gusta decir que viene de una familia acomodada porque es parte de su personaje”, dice otro los usuarios de Nido y quien mejor parecía conocerlo. “Pero él mejor que nadie sabe que se gasta el dinero en chutas porque es una persona vacía e inmadura”.

El relato de una chica con la que él se obsesionó

La historia de su obsesión por una usuaria llamada “Paula”, quien afirma que nunca tuvieron una relación formal y que jamás lo vio como algo más que un amigo, era la comidilla de todos en el sitio Nido.

Una relación que él siempre quiso llevar más allá, sin resultados. Ella no lo quería. Y Lamuel no se lo perdonó, por lo que se dedicó a hacerle la vida imposible, según el propio relato de ella a través de sus historias de Instagram.

“Puede que las denuncias no lleguen a mucho, pero sí te escondes y por algo botaste la página. Ten cuidado, Lamuel Donoso”, sentenció.

“Lamuel me ha difamado y calumniado en su página Nido.org. Inventó un montón de cosas muy feas, insultó a mi madre, publicó toda las cosas que yo hacía”, relata. “Tengo las capturas de cómo me humillaba en su página”.

De este ciberacoso se desprendió una seguidilla de humillaciones y descalificaciones a otras mujeres;  fotos e información de chicas que Lamuel junto a otros usuarios se dedicaban a difundir, construyendo un vertedero virtual de pedofilia y misoginia.

“Lamuel es un tipo solitario, perdedor, que nunca se queda con la mujer que ama”, afirma otro usuario bajo el apodo Choroy. “Sueña con ser Christian Grey, pero en el fondo sabe que es solo un enano pelado, que usa bananos y no tiene alcurnia”, concluye.

Autor de un libro

Al margen de sus problemas psicológicos, Lamuel fue un buen estudiante e incluso tenía aficciones literarias. Eso lo llevó a escribir su propio libro, “El Intruso”.

Una historia de pedofilia romantizada similar a “Lolita”: la exhibición aparente de su propia vida y sus constantes problemas con las mujeres. 

Ahora, muchos son los que exigen la detención de sus compinches, aquellos usuarios con los que compartía en Nido.org sus depravaciones.

Una muestra del poder de las redes sociales: hoy en día, el verdadero verdugo de quienes tienen mucho que esconder.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo