Las obras que cuidan a Chile de los desastres naturales

Se trata de 31 construcciones de mitigación que protegen al país, de norte a sur, de terremotos, aluviones e incendios forestales.


La protección total del país frente a desastres naturales, esos mismos que nos azotan todos los años y que tanto daño causan a nuestra infraestructura, buscan las autoridades con la construcción de 31 obras de mitigación para enfrentar terremotos, tsunamis, desbordes de ríos y otras catástrofes. Algunas ya fueron construidas y otras están en proceso de entrega.

“Un peso invertido en mitigación ahorra seis en reconstrucción. Los desastres no son propiamente naturales, sino producto de sociedades vulnerables”, dijo Bernardita Paúl, encargada nacional del Programa de Reducción y Riesgo de Desastres del ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Fue el terremoto de 8,9 grados Richter que azotó la zona centro-sur del país el 2010, el que puso las alertas a las autoridades. Con el paso del tiempo fueron sumando los aluviones del norte, incendios forestales y otros movimiento telúricos, que apresuraron la construcción de este tipo de obras, en las que hasta ahora se han invertido más de 116 mil millones de pesos.

“El desafío no es reconstruir vulnerabilidad, sino que integración y creemos que una de las maneras de hacerlo es creando planes urbanos de mitigación para estar preparados ante futuras emergencias que como país ya deberíamos estar habituados. De estas obras que hemos y estamos realizando en el país apuntamos en un 42% a lo que son muros de contención porque creemos que es la medida más efectiva, por ejemplo, para zonas de pendiente y así evitar que el escurrimiento de agua, barros o piedras ingresen al terreno donde haya viviendas”, agregó Paúl.

La región con más obras es la de Valparaíso con siete. Le siguen la del Maule y la de Atacama con seis. En tanto, Coquimbo y Biobío tienen cuatro construcciones cada una.

PARQUES

Muchas de estas obras de ingeniería no solo buscan mitigar y disipar la energía de, por ejemplo, un tsunami. Además, entregan una cara más bella a las comunas, gran espacio de esparcimiento y de desarrollo de actividades comerciales, turísticas y deportivas durante todo el año.

“Por lo tanto además de hacer medidas de mitigación a causa de un evento vamos a elaborar muchas más obras en nuestro país para estar preparados siendo proactivos a una emergencia y no reactivos”, contó Paúl.

Del total de las obras, 30 son de carácter urbano y en un 41,94% corresponden a plazas zonas seguras y vías de evacuación. En tanto, de todas ellas se ha terminado el 68%, un 13% en ejecución y un 19% está pronto a comenzar.

Dos de estas construcciones corresponden al Parque Dichato que recientemente ganó el Premio Aporte Urbano entregado por la Cámara Chilena de la Construcción, y el Parque Fluvial de Constitución. Las dos contaron con la asesoría del geógrafo Marcelo Lagos.

Seguir leyendo