Los 33 conmemoran los 10 años dando consejos para resistir

Autor: Diego López

Los héroes de la mina San José comentaron cómo pasan su “segundo confinamiento”, y dan los mejores consejos para superarlo. La historia más compleja es la de Mario Gómez, que lucha contra una fibrosis pulmonar.


Los últimos 10 años se pasaron volando en comparación a los eternos 69 días que los 33 mineros de la mina San José estuvieron encerrados, a casi 700 metros de profundidad, luego de un derrumbe que dio la vuelta al mundo el 5 de agosto del 2010, a 30 kilómetros de Copiapó.

Pero ni de chiste ni el más bromista del grupo habría presagiado que en pleno 2020 volverían a confinarse, esta vez, por culpa del maldito coronavirus, obligándolos a sacar lo mejor de sí para superar esta nueva catástrofe.

Sin embargo, la lucha esta vez es por separado, con trabajos, lugares y presentes muy diferentes, como la complicada enfermedad por la que atraviesa el mayor de los 33 mineros, Mario Gómez (72).

“Pareciera que fue ayer que vivimos el derrumbe. Es un momento de reflexión para todos nosotros, porque debemos dar gracias a que salimos con vida de ahí. Y bueno, quién iba a pensar que 10 años después nos íbamos a encerrar otra vez”, comentó el minero a La Cuarta.

El llamado “líder espiritual” del grupo, lleva varios años luchando contra una fibrosis pulmonar que lo mantiene conectado a un respirador artificial, como secuela de su trabajo en la mina, lo que lo ha mantenido haciendo una de las cuarentenas más estrictas del país.

“Imagínese lo que significa este virus para mí. Yo estoy confinado desde marzo y no he podido salir un sólo día. Es algo que desespera, créame que lo sé, pero si salgo, sé que me puedo morir”, confesó Gómez.

ENFERMO

Encerrado con su esposa, y con la importante ayuda de una de sus hijas, don Mario asegura que las clave para superar el confinamiento, igual como lo hizo hace 10 años, es mantener la mente ocupada.

En su caso, ahora desde la casa, jugar taca-taca o se pone a ver series mexicanas de narcos, sus principales pasatiempos.

“Si yo pude hacerlo, ustedes pueden. Sobrevivimos sin agua y sin comida allá abajo, en cambio ahora tenemos de todo, sólo tenemos que aguantar un poco más. Se lo pido en especial a la gente joven. Ya habrá tiempo para salir a fiestas”, agregó Mario.

En la misma línea, otros de sus compañeros en la mina San José, que también pasan por su segundo confinamiento, se lo toman con ironía, pero también con mucho optimismo de cara al futuro, y desde su experiencia, decidieron entregar los mejores consejos a los chilenos para superar este momento de la pandemia, que nos tiene encerrados hace más de 4 meses.

Luis Urzúa: “Hay que calmar la ansiedad”

El último minero en dejar el refugio dice que nadie sabe más de ansiedad que los 33 que estaban allí abajo, y que entiende lo difícil que es manejarla en un momento de encierro.

“Muchas veces la ansiedad nos lleva a tomar decisiones erradas. Nos pasó a nosotros cuando estábamos a la espera de ser rescatados y me imagino que debe ser el mismo sentimiento por el que están pasando todos los chilenos en este momento”, apuntó Urzúa.

El minero pidió mucha cautela en este proceso de desconfinamiento, por lo menos hasta no tener una vacuna que nos permita volver a tener una vida normal.

“No porque se abran los malls o los cines significa que todos nos vamos a agolpar en estos recintos, así que hay que tener mucha cautela. La ansiedad a lo mejor mata más que la misma pandemia”, cerró.

Mario Sepúlveda pide mantener alta la moral

No hay un sólo día en que Mario Sepúlveda no de las gracias por estar vivo, esto por salir entero de la mina San José, y no es para menos.

El ahora ex minero juntó lucas para abrir un centro de rehabilitación para pequeños con autismo, y mientras supera la pandemia, aprovecha de hacer charlas motivacionales.

“ Son virtuales, a través de Zoom, y lo hicimos porque el encierro trajo cambios difíciles para las personas”, dijo Mario.

Según comentó el integrante de los 33, lo más importante para superar el confinamiento es mantener la moral bien alto. “La ansiedad es lo peor que puede pasar (…) hay que hacer rutinas para mantenerse ocupado, pero, por sobre todo, trate de ser feliz, reírse mucho, y en lo posible, dejar de ver tanta noticia negativa”, agregó.

Edison Peña pasa la cuarentena escuchando Elvis

El minero que dio la vuelta al mundo contando la historia de los 33, comentó que el encierro en la mina le causó un cambio en la forma de ver la vida, y cree que a los chilenos les pasará lo mismo tras la cuarentena.

“Fue como un remezón. Uno se da cuenta que todo lo material no vale nada. Eso me enseñó que la gente necesita un remezón en su vida para cambiar y darse cuenta que lo mejor es salir y hacer”, comentó Peña.

Al igual como lo hizo en la mina, el reconocido amante de Elvis Presley aseguró que la capacidad de adaptarse y tomar hábitos es clave para superar la ansiedad. “Hacer mucho ejercicio, ordenar las tareas y leer (…) y claro que la música ayuda, siempre con Elvis”, agregó.

En cuanto a la pandemia, el ex minero agregó que “parece que nos dieron algo allá abajo, porque ni este bicho nos mata”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo