“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024

“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024
“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024

Una censista reveló las agresiones físicas y verbales que están recibiendo de parte de las personas, quienes rechazan el Censo 2024 a raíz de las noticias falsas que circulan en las redes sociales.

Gente temerosa y hasta enojada se han topado los trabajadores del Censo 2024, dificultado la misión de ir casa por casa para hacer un recuento de las personas y viviendas que existen en Chile. Tanto así, que incluso una censista terminó baleada en la pierna el pasado 18 de marzo.

“A una de mis compañeras le dispararon un balín que le llegó en una pierna”, comenzó a relatar Daniela Ulloa, censista que se desempeña en Rancagua, a The Clinic. “Mi coordinador nos sacó del lugar y nos llevó al local censal. Se activó el protocolo de seguridad”.

Según contó la mujer, el equipo del Censo fue eficaz en brindarles apoyo. Tras el incidente, otra colega quedó en shock nervioso “y la mandaron a reposo para recuperarse emocionalmente de la situación”.

Y es que ella y su equipo sufren agresiones verbales y físicas en el día a día. Piensan que tiene que ver con las noticias falsas que circulan en las redes sociales, que provocan que las personas desconfíen y rechacen su trabajo como censistas.

Esto fue lo que contó.

“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024. Foto: RODRIGO FUICA/AGENCIA UNO
“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024. Foto: RODRIGO FUICA/AGENCIA UNO

Los tormentos que viven los trabajadores del Censo 2024 en Chile

Daniela Ulloa le dijo a The Clinic que en marzo llegó a capacitarse para ser censista. Ya lo había hecho anteriormente, y nunca se había encontrado con la violencia que se vive hoy en las calles y hogares de los habitantes.

“Ha sido complejo porque la gente sabe mucho de las fake news, más que de la realidad. Ellos se informan mucho en medios que no son oficiales, del ‘me dijeron’, ‘lo vi en TikTok’, ‘me llegó un WhatsApp’”.

Lo más “liviano” que le ha pasado es que llegue a una casa y, pese a que haya personas dentro, no le quieran abrir: “La gente se quedó en silencio adentro. La llamé dos veces, porque nosotros tenemos ese límite, a la tercera debajo dejar una notificación. Cuando ellos vieron que me estoy yendo, se pusieron a reír, se burlaron”.

“En otras ocasiones, a algunos compañeros los han agredido verbalmente, les han dicho que salgan de las casas, que no se tienen que acercar, nos han echado de los pasajes, nos han cerrado la puerta diciendo que no quieren entregar ningún tipo de información, porque todo lo que estamos haciendo es dar datos al Gobierno”,  agregó la censista.

“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024. Foto: JESÚS MARTÍNEZ / AGENCIAUNO
“Me dicen ladrona y corrupta”: trabajadora denuncia los tormentos que vive con sus compañeros del Censo 2024. Foto: JESÚS MARTÍNEZ / AGENCIAUNO

Cuando logra que le abran la puerta para contestar el formulario, la suelen cuestionar agresivamente. “‘¿Por qué tengo que dar mi nombre? ¿Por qué tengo que darte mi fecha de cumpleaños? No tengo porqué dar esa información’”, son las respuestas que recibe en ocasiones.

Incluso, un chofer de colectivo la acusó de ser “ladrona y corrupta”. Le dijo que sabía que ganaba $1.500.000 de sueldo y que estaba ahí por “pituto”. Pero Ulloa, como todos los censistas, percibe una remuneración de $750.000 bruto y llegó al trabajo mediante una postulación.

“Pero él comenzó a agredirme verbalmente, fue muy violento, y subiendo de tono. Desafortunadamente, la cosa se fue haciendo tan difícil que no me pude defender porque el tipo me comenzó a gritar”.

Después de denunciar el desagradable encuentro que tuvo a su coordinadora, la respuesta que recibió es que “varios de nosotros hemos recibido muchas agresiones en la calle, en este caso en las casas y el terreno (...) y que hoy esto se está poniendo muy odioso, entonces tenemos que tener cuidado porque no sabemos lo que vamos a encontrar”.

COMPARTIR NOTA