Ministro de Educación respaldó el cierre del Liceo Amunátegui

Autor: La Cuarta

En tanto, los profesores del establecimiento consideraron la decisión "drástica, categórica, radical y autoritaria".


En los próximos días se informará a los alumnos del Liceo Amunátegui en qué colegio realizarán el segundo semestre escolar, tras el cierre del establecimiento por lo que resta del año.

Así lo señaló el ministro de Educación, Gerardo Varela, quien respaldó la decisión del alcalde Felipe Alessandri de clausurar el liceo debido a los daños causados por un incendio ocurrido durante una toma.

«Ustedes saben que existe un currículum, que existe un mínimo obligatorio, de manera que pasando dentro de la comuna a un mismo curso que tiene un solo sostenedor debieran ser currículums muy similares. Por supuesto que hay una perturbación en el mal desenvolvimiento de sus vidas, pero bueno, es parte del costo que debe asumir todos los que participaron en esto», le dijo el ministro a CNN Chile.

Además, la autoridad precisó que en los días siguientes también se dará a conocer qué ocurrirá con los profesores del establecimiento.

Molestia de los profesores

liceo-amunategui-700-525

Pero los docentes no esperaron a ver qué pasará y expresaron su molestia por lo ocurrido en su lugar de trabajo.

Claro, porque los profesores declararon que “primeramente, consideramos que fuimos pasados a llevar de la peor forma posible, al enterarnos por los medios de prensa de las determinaciones tomadas en relación al cierre de semestre y reubicación de nuestros estudiantes a otros establecimientos educacionales».

A través de una declaración pública, los maestros estimaron que la decisión del alcalde Alessandri fue «drástica, categórica, radical y autoritaria, pasando a llevar nuestra formación docente y calidad humana».

También enfatizaron «que no somos objetos que puedan ser cambiados de lugar sin tener derecho a una opinión o postura frente a ello».

Pero los docentes no se centraron únicamente en las críticas a la autoridad, sino que también repudiaron «el actuar de un grupo de estudiantes del Liceo en relación a los destrozos y desmanes causados dentro del establecimiento, junto con la quema de la sala en la que nosotros convivimos y trabajamos jornada tras jornada, destruyendo y robando materiales y elementos personales antes del incendio, culminando con lo poco que quedó, consumido por las llamas».

Top de La Cuarta

Seguir leyendo