Mujer prestó $8,5 millones a su «amor» que conoció en Facebook (pero todo terminó mal)

Autor: La Cuarta

El estafador se hizo pasar por el hijo de un adinerado italiano. Aun así, fue a ella a quien recurrió cuando le contó que debía someterse a una cirugía en el corazón, de vida o muerte.


Decía que era italiano, pero lo único que tenía de italiano era un nombre: Piero.

Piero Rosales Robles, un joven de 20 años y de nacionalidad peruana, es acusado de estafar a su pareja, Nicole, una técnico en enfermería (TENS) diez años mayor que él, según informó LUN.

Se conocieron por la plataforma Facebook Parejas. Él decía que, gracias a los contactos de supuesto padre biológico italiano, trabajaba como prevencionista de riesgos en una construcción; en realidad se desempeñaba como obrero empastando murallas.

El decía que vivía con una mujer peruana, a quien calificaba como su «mamá adoptiva». Pero, según las indagaciones de la Bicrim de Puente Alto, ella realmente es su madre, descartando cualquier vínculo sanguíneo con el país europeo.

El adinerado padre italiano

Nicole le creyó esas mentiras a Piero, en parte porque —según contó ella a LUN— Nicole lo escuchó en más de una ocasión hablar en italiano.

Cuando recién llevaban un mes de romance, vino una terrible noticia.

Piero le dijo que tenía un tumor cancerígeno, y más encima en el corazón. Solo le quedaban dos meses de vida. La única chance de salvarse era someterse a una costosa operación.

Los problemas no terminaban ahí par el joven de 20 años: tras discutir con su supuesto y adinerado padre italiano y su «adoptiva» familia peruana, ya no tenía ninguna ayuda monetaria.

Conmovida por el dramático escenario que enfrentaba Piero, ella aceptó hacerle un superavance de 8,5 millones de pesos, a través de una tarjeta comercial, para que lo operaran en una clínica santiaguina.

La promesa incumplida

Agradecido, vía Whatsapp, él le prometió que, en caso de que algo saliera mal, haría que Nicole se quedara con toda la herencia del padre italiano.

Luego de que el joven supuestamente entró a pabellón, nunca más le respondió a ella.

Pero no es que hubiera salido algo mal para Piero… al contario, todo bien. Había conseguido su objetivo.

«Me da rabia haber sido tan tonta», contó Nicole a LUN. «Quedé endeudada por cinco años. Todos los meses tendré que pagar más de 200 mil pesos».

Al menos, como consuelo para ella, Piero fue formalizado durante el fin de semana por estafa; como medida cautelar, quedó con arraigo nacional. En su casa, se encontraron más de 6 millones de pesos en efectivo.

Seguir leyendo