El imputado primero negó el crimen y tenía una fosa en su casa: nuevos antecedentes sobre la muerte de Damaris Meliñir

Autor: La Cuarta

Tras conocerse la detención del hombre imputado por la muerte de la joven de 19 años, el prefecto de Curacautín reveló algunos datos sobre la detención del sujeto.


Tras reportarse como desaparecida desde el lunes, finalmente el cuerpo fallecido de Damaris Meliñir fue hallado en un predio de Nueva Imperial -región de la Araucanía- perteneciente a un hombre de 64 años, hasta ahora el único imputado por el homicidio.

Este sujeto, identificado como Luis Salas, habría confesado su responsabilidad en la violación y muerte de la mujer, de 19 años. Para dar con él, se consiguió un registro audiovisual en que se ve a la joven abordar una camioneta Charade color verde. Una vez con ese dato, y con la ayuda de testigos, los efectivos policiales llegaron hasta el domicilio del sospechoso.

«Entró en contradicciones»

Pero este no asumió de inmediato su responsabilidad. El prefecto de Curacautín, César Gutiérrez, señaló que en principio, «entró en contradicciones, ya que en primera instancia negó haber transportado a esta persona”. Este detalle alertó a los policías.

“Posteriormente, se le solicitó verificar su domicilio, lo cual aceptó y se constató que, a partir a unos 300 metros de distancia aproximadamente del inmueble, había una fosa con tierra movida y una serie de indicios que se encontraron al interior», agregó Gutiérrez en conversación con Mega.

El prefecto cuenta que luego de notar la fosa, solicitó autorización al Ministerio Público para llevar al lugar a equipos policiales especializados, para interrogar al sospechoso. Fue entonces que se reveló todo.

«Tras volver a entrevistarlo, manifestó haber trasladado a esta joven, a la cual le dio muerte y la enterró en una fosa, en un pozo específicamente», detalla Gutiérrez. Para él, al momento en que arribaron los policías “estaba realizando maniobras para hacer desaparecer todo indicio y el cuerpo de la fallecida».

#Tags


Seguir leyendo