«Búscame, estoy aquí»: padre de pescador desaparecido salió en su búsqueda tras soñar con su hijo

Foto: Cedida

Autor: D.R.

Hace dos meses, Diego Huechuman (23) se cayó al mar en Puerto Natales. Carlos, su padre, revela que hay dos versiones sobre lo ocurrido. Sobre el sueño, asegura: "Escuché clarita su voz".


El pasado 17 de junio, hace exactos dos meses, Carlos Huenchuman Castro recibió un llamado desde Puerto Natales. El hombre que vive junto a su esposa en Pitrufquén, región de La Araucanía, se enteró a la distancia de la peor noticia que pudo imaginar: Diego, su hijo, se había caído al mar.

Se trata de un joven de 23 años que trabaja como pescador artesanal en la zona austral. Su padre, maestro carpintero, cuenta a La Cuarta parte de su historia. «Me fui a trabajar al hospital de Puerto Natales cuando se empezó a construir en 2014 y me quedé allá hasta el final. Se terminó la obra en 2017. Ese año me vine para Pitrufquén. Antes, llevé a mi hijo para allá a trabajar conmigo en la carpintería, pero él decidió irse a otro rubro. Le gustó la pesca artesanal», relata.

A la distancia, Carlos vio surgir a su «Dieguito», quien pese a la juventud ya comenzaba a formar su propia familia en Natales. «Conoció a una chica y tuvieron una niñita. Mi nieta de 3 años», añade.

Desaparición

Alertado por la llamada, Huenchuman Castro emprendió el viaje hacia Última Esperanza. Ya en la zona, fue informado acerca del trabajo de búsqueda en las cercanías de las Isla Topar, en el Canal Trinidad.

Buzos de la Gobernación Marítima de Punta Arenas, unidades de la Armada de Chile, un robot submarino y naves pesqueras que transitan por el sector fueron parte del equipo que durante semanas intentó dar con el paradero de Diego Huenchuman.

Sin embargo, las condiciones meteorológicas en el sector -fuertes rachas de viento y chubascos intermitentes- dificultaron las tareas realizadas.

«Todavía tenemos esperanza de que lo puedan encontrar. Nosotros (su familia) estuvimos como 40 días en Puerto Natales. Yo también salí en la búsqueda de mi hijo y no lo pudimos encontrar. No lo encontramos porque estaba muy complejo», confirma Carlos.

Trinidad-Canal
Foto: Zona de desaparición

Soñó con su hijo

Mientras se encontraba en Puerto Natales y las esperanzas parecían esfumarse, Carlos Huenchuman soñó con su hijo.

«Ese sueño fue como al mes de su desaparición, cuando ya no habían recursos. Él me dijo que yo lo buscara, porque él todavía se encontraba ahí. Y la verdad es que yo fui al lugar, pero el tiempo no nos acompañó y no lo encontramos», lamenta.

De igual manera, cree que ese «mensaje» de Diego «fue algo inesperado para mí porque fue como a las 04:30 de la mañana. Yo me levanté y luego me estaba quedando dormido nuevamente, cuando sentí que alguien me tocó el hombro derecho. Y yo escuché clarita su voz; decía ‘papá búscame, estoy aquí’. Entonces yo me desesperé y fui en busca de mi hijo».

Convencido de que aún puede hallar a su hijo, Carlos hace un llamado. «Ojalá que pudieran buscarlo por la orilla, porque yo aún tengo la esperanza de que mi hijo esté por ahí. Los pescadores que se encuentran trabajando en la zona van a buscar cuando pueden, pero en esa zona no los dejan irse muy a la orilla», explica.

«Yo tengo fe en que va a aparecer, pero es tan compleja la zona… Me gustaría que lo siguieran buscando, con drones más modernos por la orilla, donde no se puede navegar. Ojalá pudieran bucear por la orilla. Más que nada yo pido eso», ruega.

Foto: Búsqueda de Diego

Versiones y sospechas

En relación a la caída de su hijo al mar, Carlos Huenchuman indica que «hay dos versiones. Cuando nosotros estábamos acá en Pitrufquén, cuando nos llamaron, nos dijeron que un caballero estaba buceando, mientas mi hijo estaba arriba, en la cubierta. (El buzo) Le dio tres tirones a la cuerda para que tirara a la superficie y mi hijo no respondía nada. Entonces él subió y arriba no lo encontró. Esa fue la primera versión».

Sobre la segunda, precisó que «cuando nosotros llegamos allá, nos dijeron que mi hijo venía saliendo de la zona, se pasó a la proa y ahí se cayó porque se desniveló la lancha».

«Tengo sospechas sobre eso, pero eso lo está investigando la PDI», aseguró.

Según pudo averiguar La Cuarta, la Brigada de Homicidios de Magallanes inició la investigación el caso tras la orden emanada desde la Fiscalía Local de Puerto Natales. Por el momento, las indagatorias se encuentran el pleno desarrollo.

Seguir leyendo