“Yo sé quién asesinó a mi hija, vi su cara y sé dónde vive su familia”: Padre de Tamara pide justicia

Autor: La Cuarta

El padre de la menor de 5 años, asesinada de un disparo durante una encerrona, pidió que los tres asaltantes que dieron muerte a Tamara sean detenidos. “El dolor es demasiado y no se lo deseo a nadie”.


El padre de Tamara Moya, la pequeña de 5 años asesinada hace una semana por el disparo de un asaltante que había hecho una encerrona, aseguró saber quiénes son los responsables del crimen.

Raúl Moya dijo que conocía al asesino de su hija y pidió que se entregara a las autoridades.

“Yo sé quién asesinó a mi hija, sé su nombre, vi su cara y sé dónde vive su familia”, dijo el hombre entrevistado por Meganoticias.

“El único motivo por el cual no lo hago público es porque sé que ya está escondido como una rata, que no está en su casa y hay mucha gente que clama justicia y quiere hacer justicia por su cuenta”, dijo Moya.

“Si yo hablara, se desataría el infierno en ese lugar”, aseguró.

“No tienen remedio”

El padre de Tamara dijo que esperaba que el asesino y sus dos acompañantes del asalto en Huechuraba sean detenidos, para que no puedan matar a más personas.

“No quiero que los tres asesinos de mi hija vuelvan a hacerle esto a nadie más, porque el dolor es demasiado y no se lo deseo a nadie”, señaló.

Según Moya, “nosotros tenemos que salir a luchar por nuestra hija, por justicia. Yo sé que nada nos va a devolver a Tamara, pero así mismo también sé que esta clase de animales no tienen remedio y están dispuestos a hacer lo mismo una y otra vez”.

El crimen

El pasado día domingo, la madre de Tamara Moya de 5 años circulaba por Pedro Fontova en Huechuraba.

Fue cuando desconocidos le realizaron una violenta encerrona donde la amenazaron con pistolas para robarle su vehículo.

La mujer pidió sacar a su hija del automóvil, sin embargo, uno de los asaltantes disparó.

El proyectil terminó por impactar a la pequeña en su abdomen causándole la muerte.

“Presidente, mataron a mi hija. La vi morir, su sangre quedó impregnada en mis manos, sus ojos se apagaron y dejaron de iluminar nuestros días. Usted tiene hijos, ¿se imagina este dolor? Ni siquiera creyendo sentirlo, podría llegar a comprender”, escribió la madre de la menor de edad en una carta que entregó el viernes en La Moneda.

Seguir leyendo