«Me sentí ultrajada»: Periodista de TVN denunció que fue grabada con cámara espía mientras se cambiaba de ropa en el canal

En conversación con La Cuarta, una de las víctimas entregó detalles del polémico caso y denuncia contra el ex director del canal quien grabó a las trabajadoras sin su consentimiento en varias ocasiones.


Este sábado 9 de octubre se dio a conocer una investigación penal en contra del director de TVN Red Atacama, luego de que dos periodistas lo denunciaran por instalar y grabar sin su consentimiento con una cámara espía al interior de su vestidor de ropa.

Según informó el Diario de Atacama, una de las periodistas se dio cuenta del delito luego de descubrir un alargador con un pendrive extraño mientras buscaba un enchufe para plancharse el pelo y realizar su trabajo en la estación, denunciando los hechos.

La querella fue realizada por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG), quienes brindaron apoyo a las profesionales afectadas y decretaron una orden de alejamiento contra las víctimas. Andrea Meseguer, una de las periodistas afectadas conversó en exclusiva con La Cuarta para relatar el grave suceso ocurrido el pasado 3 de junio de 2021.

“Todo empezó cuando estaba en el vestidor y vi un pendrive que estaba conectado a un enchufe. A mí me pareció super raro porque tenía una lucecita roja que parpadeaba con una micro tarjeta y estaba muy escondido entre unos cuadernos en una mesa”, detalló.

Cámara espía, foto cedida a La Cuarta.

“Me llamó la atención así que lo conecté en mi computador y me di cuenta que efectivamente era una cámara espía donde aparecíamos con mi compañera básicamente desnundándonos”, señaló la víctima, revelando que antes de descubrir las cámaras espías, al interior del canal no existía un buen trato.

“Me sorprendí porque si bien el tipo me trataba mal de forma previa, me maltrataba, me criticaba con mis compañeros, no me esperaba que tuviera también un tema sexual conmigo y con mi compañera, porque me trataba muy mal… No imaginaba que tenía un interés de grabarnos desnudas”, aseguró.

Su reacción

La periodista reveló que encontró la cámara y revisó los videos minutos previos a iniciar su turno en la estación, intentando trabajar a pesar del impacto tras ver los registros.

“Lo que hice fue continuar el turno. Trabajé durante esa noche, nerviosa, con miedo, pero intentando que él no se diera cuenta de que pasaba algo raro y cuando terminé mi turno lo primero que hice fue denunciar el caso en la PDI y conversar con los jefes en Santiago sobre lo que estaba pasando”, detalló.

“Tras la denuncia, él reconoció que eran tres cámaras y que había una cuarta que había comprado, pero que no la alcanzó a estrenar. Cámaras que tenían distintos ángulos para grabarnos por delante, el trasero, de espaldas, todo”, confiesa, destacando que el culpable aseguró a la PDI haber tirado las cámaras restantes.

Cámara espía, foto cedida a La Cuarta.

“Me sentí fatal. He estado yendo al psiquiatra, sigo yendo al psicólogo. Me he sentido ultrajada. Me sentí con vergüenza, con dudas de saber si estas imágenes están circulando en otros sitios, si las compartió con alguien. Estuve mucho tiempo sin salir de mi casa, sin ir al canal. Fue un acoso a toda regla”, señala Andrea, confirmando que hoy ya no trabaja en la estación.

Si bien, TVN señaló al Diario de Atacama que no se referirían a los hechos debido a que la investigación seguía su curso y que se trataba de «dos ex trabajadores de TVN», la estación de televisión a nivel nacional compartió un comunicado apoyando a las víctimas.

La periodista asegura que el canal a nivel central se comunicó con ella y le prestó apoyo, pero a nivel local el trato fue diferente. “No me apoyaron tanto… Sobre el comunicado que mandó el canal al diario me esperaba algo más, esperaba que condenaran los hechos… Lo que dicen de que es un tema de ex trabajadores, en ese momento todavía éramos trabajadores. Yo fui ex trabajadora después, pero en ese momento trabajaba ahí y esperaba más apoyo”, mencionó.

“Yo sé que esto es un delito que no es muy grave… Me gustaría que el tipo no pudiera salir de su casa, para no cruzármelo en la calle porque yo salgo y voy con miedo de topármelo, porque no sé cómo va a ser mi reacción, cómo me voy a sentir yo… Atacó mis inseguridades”, señaló revelando que decidió alzar la voz a varios meses del delito para obtener algo de justicia.

“Debido al revuelo causado por la información conocida el día de hoy, he sido consultada por medios de circulación nacional, por lo que decidí dar mi testimonio para que casos como el que sufrí no se vuelvan a repetir ni sean normalizado”, decretó.

“Ya he estado mucho tiempo callada, quiero que la gente sepa lo que este tipo hizo y lo que es capaz de hacer… Me interesa que esto se conozca para animar a las demás mujeres a que hablen cuando pasen cosas parecidas y que estas situaciones se denuncien”, agregó, finalizando el relato.

Seguir leyendo