«Entró una ola y nos arrastró»: el fuerte relato de carabineros que rescataron a joven en Cobquecura

Autor: LaCuarta.com

"Él estaba afirmado en una roca y relató que no pudo hacer nada por los amigos", revelaron los uniformados que arriesgaron su vida por salvar al integrante del grupo que ingresó a la Iglesia de Piedra.


Como Diego Águila (31), Jorge Leiva (36) e Ismael Botti (37) fueron identificados los tres hombres que son intensamente buscados en la comuna de Cobquecura, en la región del Ñuble. El operativo se inició el pasado sábado, luego que los jóvenes ingresaran a la conocido Iglesia de Piedra, pese a las marejadas.

Debido al mal tiempo, las autoridades gubernamentales y marítimas confirmaron que los trabajados continuarán durante la jornada de este lunes. Por el momento, solo se logró rescatar a uno de los cuatro amigos que se encontraban atrapados en medio de las olas.

Una de las personas que arriesgó su vida para salvar a este cuarto integrante del grupo, fue el sargento 2° de Carabineros, Mauricio Contreras, quien relató lo sucedido.

Una vez que se enteraron sobre la emergencia, un equipo de la policía uniformada se trasladó «lo más rápido posible al lugar. Una vez que llegamos allá, nos encontramos con personas afuera de la Iglesia de Piedra, la cuales nos indicaron que habían quedado atrapados cuatro jóvenes».

«Tratamos de conseguirnos elementos para ingresar, y gracias a la colaboración de las personas que estaban ahí, de Bomberos, nos prestaron una soga, unos cordeles, que atamos a la cintura e ingresamos lo más rápido posible al interior», detalló.

Ya al interior de la Iglesia de Piedra, el sargento confirmó que «ingresó la ola por dos lados, nos movió un poco, pero gracias a dios pudimos ingresar hasta el fondo de la Iglesia de Piedra, donde pudimos encontramos a esta persona que estaba solamente con su ropa interior, aparentemente con lesiones en su cuerpo. Lo sacamos del lugar y pudimos salir sanos y salvo los tres».

Además, recordó que «en un momento, en que nos subimos al cerro para ver si podíamos ver a los jóvenes, escuchamos gritos de auxilio desde el interior de la Iglesia de Piedra. Con eso ya teníamos la esperanza de que habían personas vivas en el interior y gracias a dios pudimos rescatar a este joven».

Respecto al afectado, reveló que «no pudo decir mucho y nosotros no tuvimos tiempo para preguntarle nada, porque el mar entraba por los dos lados. Él estaba en shock, así que tratamos de prestarle atención».

«Gritaba bastante fuerte»

Por su parte, el cabo segundo del retén de Cobquecura, Cristian Sepúlveda, relató que «hubo un segundo en que íbamos ingresando, entró una ola grande y nos arrastró, pero fuimos capaces de ponernos de pie, afirmarnos en la roca y seguir adelante para sacar a la persona que pudimos sacar».

«Él estaba afirmado en una roca. Él relató que no pudo hacer nada por los amigos. Se encontraba en shock y con principio de hipotermia. Gritaba bastante fuerte por auxilio. Estábamos en el cerro y al bajar escuchamos los gritos», recalcó.

Seguir leyendo