El Rey del Portonazo pasará su vida tras los barrotes de una celda

Delincuente de 21 años fue condenado a cadena perpetua calificada, lo que le asegura al menos 40 años sin beneficios. A eso sumará 33 años más por delitos previos.


El denominado Rey del Portonazo deberá ejercer su mandato tras las rejas porque el 7° Tribunal Oral en lo Penal de Santiago lo condenó a cadena perpetua efectiva, pena que le impide tener beneficios carcelarios en 40 años, eso sin contar que antes deberá cumplir una sentencia previa por delitos similares de 33 años, con lo que su estada en prisión será de por lo menos 73 años.

Junto con Carlos Saldaña (21) también fue condenada a perpetua calificada Diana Manríquez (21), y a diez años de régimen cerrado un hombre de 19 años que al momento de los crímenes era menor.

Te puede interesar: Aplicaciones les hacen la cruz a violentos portonazos

Los hechos que terminaron con su vida delictual se remontan a la noche del 6 de febrero de 2016, y a la madrugada del día siguiente, cuando el grupo protagonizó una jornada plagada de violencia, crueldad, sangre y muerte, ya que en menos de cuatro horas realizaron por lo menos once portonazos.

Aquella afiebrada noche, el grupo armado comenzó a delinquir por La Cisterna y pasó por La Florida, Santiago Centro y Macul, asaltando transeúntes, robando casas y realizando portonazos.

El fiscal oriente, Pablo Antúnez, contó que aquel día robaron el auto de una mujer y amenazaron a su nieta, le hicieron el portonazo a unos gitanos, el intento de otro a una pareja que resultó ser detective, quienes repelieron el asalto, después hicieron un portonazo más en Santiago, y un alunizaje en un negocio de motos.

Más tarde, en La Florida asaltaron a Mario Burgos (37), y un disparo del “Rey de los Portonazos” le quitó la vida.
Pero ahí no terminó la sed de sangre del grupo porque luego realizó dos portonazos más, asaltó a unas personas en la calle hasta que a las cuatro de la madrugada fue detenido tras una persecución policial en La Granja.

Sentencia

A la lectura de la pena llegó la mamá de la condenada. Paola Hernández declaró que “a mi hija le dieron 40 años y sólo tiene 21 y un hijo de tres años, y eso no se lo dan a los homicidas ni a los que torturan a niños ni a los violadores. Vamos a anular el juicio porque mi hija está mal condenada. En un principio ella colaboró con la Justicia, pero nada se le tomó en cuenta, ellos llegaron y le dieron 40 años como si fuera una cualquiera, y mi hija ni siquiera se dio cuenta que le habían disparado a una persona”.

La mamá del hombre asesinado también fue a la audiencia. Carmen Donoso dijo que “es una pena muy grande porque mi hijo nos dejó y esto no me lo devuelve, es un poco de justicia, nada más. Le pedí a Dios que me diera la satisfacción de poder escuchar la cadena perpetua, pero la tristeza que viene después de todo esto es terrible, jamás estaré conforme, nada me devolverá a mi hijo”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo