Ricardo Lagos, el hombre del índice desafiante

El ex presidente recordó cuando en el programa “De cara al país” encaró al general Pinochet en el espacio conducido por Raquel Correa.


Ricardo Froilán Lagos Escobar tenía 50 años cuando en abril de 1988 fue invitado por primera vez a un programa político de televisión. Y el abogado de la Universidad de Chile no desaprovechó la oportunidad de mandar un mensaje que aún es recordado.

El entonces presidente del PPD recordaría después que antes del espacio pregunto cuál era su cámara y también le dijeron que una luz roja indicaba la que estaba trasmitiendo. Con esa información increpó al presidente Pinochet en “De cara al país”, de Canal 13.

En el espacio conducido por Raquel Correa nació el dedo de Lagos, ya que el político apuntó a la cámara con su índice derecho y le dijo al general: “No comprendo cómo puede haber una persona con tanta ambición de poder”. Viendo que el control del programa se le iba de las manos, la periodista intentó hacerlo callar, pero él siguió: “Raquel, usted me va a excusar… hablo por 15 años de silencio”, le dijo el futuro Presidente.

En ese momento la figura del político alcanzó un tonelaje que le permitiría convertirse en mandatario el 2000, luego de vencer en una apretada elección a Joaquín Lavín.

El sueño original del abogado que hizo carrera como catedrático era ser rector de la U. de Chile y no presidente, pero en el poder realizó un gobierno caracterizado por las obras públicas levantadas gracias a concesiones y el escándalo de los sobre sueldos que se pagaron a algunas altas autoridades, pero aún así terminó con fuerte respaldo popular.

Capitán Planeta

En materia internacional es recordada la parada de carros que le realizó a George Bush cuando el presidente norteamericano pidió el apoyo de Chile, entonces en el consejo de seguridad de la ONU, para atacar Irak por las supuestas armas de destrucción masiva que nunca existieron.

El 2007 lo apodaron “Capitán Planeta” cuando fue designado por la ONU para encabezar la cruzada en contra del calentamiento global. Luego estuvo varios años en la segunda línea política, pero en la última elección presidencial demostró que el político, que ya tiene 80 años, aún deseaba protagonismo porque fue la carta socialista para la presidencia. Eso, hasta que decidió bajar su candidatura en vista del apoyo transversal que suscitaba en su sector la carta de Alejandro Guillier.

Ya instalado al margen de la contingencia política, hoy el ex presidente no participará de las actividades que hará La Moneda para conmemorar el plebiscito, irá al sector del Museo de la Memoria dedicado al tema.

Ayer declaró sobre los adherentes a Pinochet que “los que votaron por el Sí querían ocho años más de horrores”.

Seguir leyendo