Exseremi de Salud de Valparaíso rompe el silencio tras polémica desvinculación: «Me resultó curioso»

Foto: Hola Chile

Autor: LaCuarta.com

Sobre su rol tras las fiestas clandestinas en Cachagua, Francisco Álvarez sostuvo que "uno como autoridad sanitaria no podía salir diciendo que fue una reunión. Fue una fiesta clandestina que tuvo efectos sanitarios".


«Con el apoyo transversal que podemos ver, se entiende que no es por un tema de gestión. En este caso fue algo totalmente sorpresivo, sobre todo considerando que fue previo al inicio del proceso de vacunación».

Con estas palabras, el exseremi de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, rompió el silencio sobre su sorpresiva salida del cargo.

«Lo que llamó la atención de esta situación, en la cual se me explicó porque tenía que dejar el cargo, era que mi relación con el intendente no daba para más. A mí me resultó curioso, porque efectivamente él nunca me dijo nada al respecto», aseguró Álvarez, en diálogo con Hola Chile.

«Yo creo que considerando las circunstancias sanitarias que estamos viviendo como país, como región, lo primero es la salud de las personas más allá de las relaciones personales. Y uno, dentro de la gestión, tiene que saber trabajar con las personas que se lleva bien como con las que se lleva mal», añadió.

Consultado sobre la posibilidad de haber generado «celos» en el intendente, debido a su exposición mediática, el exseremi aseguró que «eso no lo puedo aseverar, porque no hablé directamente con él. Dentro de la razón que me llamó la atención fue que mi relación con él no daba para más, pero la verdad es que yo estaba trabajando súper tranquilo».

Sanciones

Respecto al sumario sanitario al Presidente Sebastián Piñera, quien fue sorprendido sin mascarilla en la playa, Álvarez recordó que en aquella ocasión «se conversó con el Presidente, él lo entendió perfectamente. Tuve la oportunidad de poder hablar con él, lo entendió perfecto. Luego tuvimos las fiestas clandestinas. Uno como autoridad sanitaria no podía salir diciendo que fue una reunión. Fue una fiesta clandestina que tuvo efectos sanitarios».

«Yo, como autoridad sanitaria, ante una infracción, independiente del sector que venga, aplicaba las máximas sanciones», cerró.

Seguir leyendo