«Sextortion»: la desconocida práctica que afecta a los hombres chilenos

Entregan imágenes sexuales a desconocidas extranjeras que después los extorsionan. PDI indaga varios casos en Chile.

La sextortion es una práctica que afecta a los chilenos desde hace unos 10 años y se ha intensificado debido a la penetración de las redes sociales. Primero, la plataforma más usada fue Skype y ahora lo es Facebook.

La trampa es simple: generalmente una mujer atractiva (o la imagen de una) de un país hispanohablante le pide amistad a un hombre desconocido. Si el sujeto acepta, ella de inmediato comienza una tórrida conversación en donde, generalmente en la primera charla, la dama le muestra sus partes íntimas y le pide a su contertulio que haga lo mismo: si el tipo accede, ya está frito.

El siguiente paso lo explicó el comisario de la brigada investigadora del Cibercrimen de la PDI, Christian Fernández. Dijo que la mujer graba imágenes o videos de connotación sexual de la víctima y le pide dinero a cambio de evitar divulgarlas entre sus contactos de Facebook.

“Los montos que piden varían, van sobre los 500 mil pesos, pero curiosamente luego los extorsionadores tratan de sensibilizar a la víctima diciéndole que la plata está destinada a un familiar enfermo o para pagar sus estudios”, contó.

En ese momento el ardiente galán está en jaque, sobre todo cuando tiene una pareja o es casado, por eso un buen porcentaje accede a los requerimientos de la extorsionadora. Pero eso no es sinónimo del fin del problema, porque han sido divulgadas grabaciones de víctimas que sí han pagado, y también suele suceder que después de cancelar le siguen pidiendo dinero al ver que ya vulneraron la voluntad del desdichado cibernauta.

“Hay gente que se atreve y lo cuenta a sus amistades y cierran sus cuentas. Muchos deben ser casados y pasa que existe una cifra negra porque muchos no denuncian y prefieren pagar, y así esto no se investiga por vergüenza y el temor a la critica social o a perder a su pareja”, explicó.

“Durante el 2017 se cursaron 12 denuncias y llegaron dos órdenes de investigar, y sólo entre enero y marzo de este año ya van 10 denuncias y tres órdenes de investigar, así que este delito ha ido en aumento”, agregó.

Oscuro panorama

Es tan complejo el panorama de las víctimas de sextortion que no hay mucho que hacer luego de que el chantajista tiene las imágenes. “Lo que hacemos es informarle a Facebook para que cierre ese perfil para que no se tenga acceso, pero técnicamente impedir la divulgación de las imágenes está fuera de nuestro alcance”, dijo el comisario.

“Lo que se recomienda es ser cauteloso al aceptar contactos desconocidos para que la gente no caiga en conversaciones subidas de tono”, agregó.

El comisario además explicó que la “pornovenganza” es otra falta que afecta principalmente a mujeres, la que consiste en la divulgación de imágenes de contenido sexual o desnudos por parte de un ex con la intención de causar daño moral a la víctima.

“Todo pasa por la prevención porque muchas personas se sacan fotos en la intimidad pensando en que nunca se van a filtrar o que es la pareja de su vida, y a veces resulta mal y se ven envueltos en este tipo de delitos”, concluyó.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo