Testigo habría escuchado ruidos sospechosos en casa de hermanos Rojo

Se descartó participación de terceros en el crimen. Empadronamiento a vecinos de la familia y evidencia tanatológica del cuerpo de Esteban Rojo desestabilizan confesiones de la mujer.


La existencia de un "testigo clave", que  habría escuchado ruidos sospechos en el domicilio de la familia Rojo-Hernández a la hora en que se suponía Jennette Hernández no estaba en el domicilio, dio a conocer el perito de la Policía de Investigaciones, Erwin Rojas, quien hoy declaró en el juicio oral que se sigue en contra de la mujer imputada del crimen de Esteban y de las graves lesiones sufridas por su hermano Pablo.

Según el perito, un "testigo" que afirma que ese día escuchó cómo corrían escaleras arriba y abajo, abrían y tiraban cajones y golpes extraños a la hora en que habría ocurrido el crimen y que coincide también con el lapso de tiempo en que la mujer no debía estar en su hogar, pero que tampoco ha podido demostrar fehacientemente dónde se encontraba.

Entre otras conclusiones de la investigación destaca el empadronamiento de toda la calle del lugar donde ocurrió el hecho. Los vecinos afirman -según el perito-, que luego que la madre saliera a su trabajo, los pitufitos no salieran a la calle a jugar, como era usual verlos.

También se hizo hincapié en que Pablo tocaba todo los días su guitarra eléctrica, lo que sin duda molestaba a sus vecinos, quienes ese día "descansaron" de la música, pues no se escuchó nada.

Erwin Rojas fue descartando uno a uno los argumentos de la mujer, tales como una supuesta conversa con una parvularia, quien fue ubicada por la PDI de entre más de mil profesionales que desempeñan o desempeñaron su labor en Puente Alto, y quien negó que la mujer la hubiese encontrado ese día.

El perito también desmintió la compra de una cuerda para la guitarra del niño, debido a que este objeto no se comercializa en el lugar.

El funcionario policial demostró con sus argumentos que las declaraciones de Jeannette Hernández no calzan con las versiones de los hechos que ella relata haber realizado aquél día

IMPACTANTES

Uno de los momentos más fuertes vividos en la jornada fue cuando la Fiscalía presentó el impactante registro fotográfico de la Policía de Investigaciones.

Las imágenes demuestran la brutalidad de las lesiones provocadas en las dos pequeñas víctimas y que le costaron la vida al menor de los hermanos Rojo, mientras que su hermano milagrosamente logró sobrevivir a tan duro castigo.

La investigación también determinó que ni el padre ni el hermanstro de los pequeños Rojo, Cristián Santis, estuvieron presentes el día del crimen en el hogar, dado que fue demostrado que ambos estuvieron laborando en sus respectivos empleos a la hora en que habría ocurrido los trágicos hechos.

Mañana continuará la declaración del perito de la PDI y se espera que exponga la defensa, mientras que para la próxima semana lo haría el padre de los hermanitos Pablo y Esteban Rojo.

LA SESIÓN MATINAL

Durante la sesión matinal, el investigador había entregado evidencia que descartaba el robo que Jeannette Hernández denunció luego del crimen.

La madre de los hermanos Rojo afirmó en el proceso que sustrajeron del lugar un martillo, dos discman y un exprimidor eléctrico.
 
Luego de la investigación, la información da cuenta que los discman estaban en mal estado y el exprimidor fue desechado dos semanas antes del suceso.
 
Finalmente el perito fue claro en afirmar que la tesis de un autor externo a la familia, bajo el móvil de un robo, está descartada.

Así empezaron a aparecer las primeras evidencias que desestabilizan las declaraciones de Jeannette Hernández.

Una de ellas es la evidencia tanatológica del cadáver de Esteban Rojo, que deja de manifiesto que no había consumido alimentos en muchas horas.

Esto da veracidad a los dichos del padre de los menores, Pablo Rojo, quien dice haber dado desayuno a las 7 de la mañana. Por otro lado la madre declara haberles dado desayuno cerca de las 10 de la mañana, es decir que comieron dos veces.

PERICIAS DACTILARES

Los resultados de las pericias dactilares en el lugar, luego del crimen, manifiestan que no hay huellas de personas ajenas a la familia en el lugar del suceso. Las huellas encontrados corresponden sólo a la familia.
 
También hubo pericias biológicas respecto de la sangre encontrada en la casa de los Rojo. Los resultados muestran que corresponden a los dos hijos de la pareja.

TRANSMISIÓN ONLINE

Los titanes que estaban sentaditos como ángeles a la espera de una nueva transmisión online del caso de los hermanos Rojo se quedaron con las ganas de entregar las imágenes de esta emisión.

Eso porque el tribunal de Puente Alto, prohibió que se realizara el ‘streaming’ del juicio que se lleva contra Jeannette Hernández en lo que se conoce como el Caso Rojo.

El juez que lleva la causa, Renato Pinilla,  hizo una pausa en el juicio oral, y señaló que por acuerdo de las partes, no se podrá transmitir en vivo y en directo como lo estaba haciendo lacuarta.com, lo que no quiere decir que se prohiba la grabación de la sesión en la sala.

La medida se tomó para resguardar la influencia que podría ocasionar en los testigos conocer mayores antecedentes del caso.

 

Seguir leyendo